Trembling Blue Stars + Harper Lee + Lovejoy + Niza – Sala Barbarella (Madrid)

En la Sala-club Barbarella (Nasti) se presentaba el Soft Pop Tour en la capital del país. Harper Lee, Niza, Lovejoy y Trembling Blue Stars dieron rienda suelta al pop mas melódico y ensoñador en una sala que se esta quedando cada día mas pequeña. Mas aún cuando la cita es con Trembling Blue Stars, uno de los estandartes del mejor indie pop británico.
Harper Lee, Niza y Lovejoy ejercieron de teloneros de lujo de los Trembling. Harper Lee me sorprendió muy gratamente, con melodías redondas y por cierto, una línea de bajo excelente. “Train Not Stopping” es un tema de un nivel altísimo y que en directo tuvo la misma o mejor intensidad que en la versión de estudio. Su disco, “Everything´s Going to Be OK” (Matinée, 2002, distribuidos por Canciones Huérfanas), es todo una joya desconocida. Espero que corrais a por él, no os arrepentireis. Fué el único grupo “enchufado”, con guitarras, bajo, y una caja de ritmos. Todos los demás tocaron de manera acústica, incluido Trembling Blue Stars, el plato fuerte de la noche.

Bob Wratten, con su guitarra al hombro, empezó a desgranar temas, la mayoría provenientes de ese discazo de los Trembling Blue Stars que es “Alive to every smile”. En directo vemos otra faceta de los temas de Wratten. El trabajo de estudio adereza los temas con una atmósfera envolvente y sobrecogedora (como en “With every story” al mas puro estilo Lush o Slowdive), nada que ver con la actuación que nos brindaron. El y Beth Arzy a los coros, cantaron los temas desnudos de parafernalia, y ciertamente, las canciones están tan bien construidas que con una sola guitarra acústica suenan igual de brillantes, diferentes, pero geniales. Y la gente allí presente (casi llena la sala) así lo agradecían con sus continuos aplausos.

Con muy buen rollo en el escenario, y dejándose aconsejar por el público de vez en cuando, nos mostraron toda la magia pop que desprenden los temas de Bob Wratten, ex lider de “The Field Mice” y uno de los gurús del indie pop sajón, y si me apurais, del indie pop mundial. Temas como “Until the dream gets broken” o “St. Paul´s cathedral at night” son una delicia escucharlos tanto en el disco como en directo junto con unos simples acordes.
Una pena que este grupo no tenga la repercusión de otros como Belle and Sebastian, pero la calidad de sus canciones están como mínimo, a la misma altura. Y en directo transmiten, que es lo que importa, sobre todo en este estilo de música.

Ahora, una reflexión a nivel personal; los británicos me demuestran una y otra vez que están un paso (bueno, mejor una decena de pasos) por delante de los españoles a la hora de transmitir en directo con la misma fuerza que en las grabaciones. Los grupos españoles pecan a veces de pose y look, y carecen de lo mas esencial. Transmitir sensaciones. Tanto Trembling Blue Stars, Harper lee o Lovejoy transmitieron a la perfección sus temas al público (pese a algunos fallillos de ejecución, aunque muy pocos), y se notó respecto a Niza, que pese a tener canciones muy lindas grabadas, en acústico se diluyeron como azucarillos, sonando casi todas con el mismo tono y muy planas.
En resumen, bonita y dulzona velada en Barbarella, en la que Elefant nos trajo pedacitos del mejor indie pop introspectivo que se puede escuchar hoy en día. El único pero que se puede poner, son las reducidas dimensiones de la sala para conciertos de este tipo. No se llega a disfrutar del todo, como se merecería, estos deliciosos manjares acústicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.