Crónica del jueves del FIB Benicassim 2018

El tren que de Madrid te lleva a Benicassim siempre para en Sagunto. Desde la estación, mientras unos viajeros bajan y otros suben, se puede ver la muralla del castillo originariamente íbero, la misma que Aníbal tomó para desencadenar la segunda guerra púnica. Mientras el tren se vuelve a poner en marcha, repaso el cartel del FIB, otra año más damnificado por otra guerra eterna, la de los festivales.

Desde que el Mad Cool se hizo fuerte en Madrid y, de la mano de Live Nation, creció hasta convertirse en un gigante (con evidentes pies de barro), los cabezas de cartel para festivales escasean tanto en julio, como la ropa en la mayor parte de los asistentes británicos al FIB.

FIB Benicassim 2018 Carolina Durante

Por fortuna, la falta de pujanza de la clase alta del festival, se compensa con la mejor y más sorprendente clase media del año en España; lo que configura al FIB como el festival “nórdico” por antonomasia. Que en Barcelona me perdonen, pero recuerda a aquellos Primavera Sound eróticos, que escondían más de lo que mostraban a priori.

FIB Benicassim 2018 Carolina Durante

Así las cosas, ayer comenzó la edición número 23 del festival, con el gran atractivo de poder dejarte llevar sin miedo por un cartel que, aún favoreciendo las guitarras, mezcla estilos sin pudor, y, sobre todo, siempre divierte y pocas veces defrauda.

FIB Benicassim 2018 Carolina Durante

¿Lo mejor? Además de una organización milimetrada, la permanente renovación del público, sobre todo el británico. Parece que el FIB es una de las primeras estaciones del cursus honorum del festivalero isleño. Muchos conciertos en su ciudad de origen, quizás un T in the Park o Reading y, tras el inevitable Benicassim, ya están listos para el senado de Glastonbury. Frente a los festivales que solo venden nostalgia para cuarentañeros, la juventud que se respira en Benicassim es un soplo de aire fresco.

FIB Benicassim 2018 Caroline Rose

Hablando por fin de música, destacamos la temprana energía de Caroline Rose, la mejor versión pop que podría tener Courtney Barnett. La neoyorquina (criada en la afrancesada Vermont) resistió una sola histórica en el escenario Las Palmas, para derrochar la acidez y descaro que atesora su notable último disco Loner (New West Records, 2018).

FIB Benicassim 2018 The Magic Gang

Sin salirnos de la onda indie pop, The Magic Gang ofrecieron en el escenario Visa un concierto bastante arropado por sus fans. Los de Brighton acaban de publicar su primer larga duración (con YALA! Records), después de varios EPs. Recuerdan a Weezer pasados por un tamiz de pop británico clásico, cierta psicodelia y bastante pachorra. Tan deliciosos como inofensivos.

Justo lo contrario que Her’s, desde Liverpool y con pinta de no haber roto un plato. En disco hacen dream pop, pero en directo se empeñan con éxito en hacerte bailar. De lo más divertido (y poco concurrido), del jueves.

FIB Benicassim 2018 Vulk

Mientras J Hus llenaba de gente, a ritmo de hip hop, el escenario Las Palmas, nos fuimos a ver a la carpa española al último fichaje de la discográfica donostiarra del Dabadaba (Elsa Records), Vulk. La banda bilbaína más puntera de la actualidad ejecuta, porque no se puede definir de otra manera, post punk de estética ska, con un nivel de electricidad semejante al de una central de Iberdrola. Rudeza, marcialidad y desasosiego, pero también las mejores armonías de los últimos años.

FIB Benicassim 2018 Princess Nokia

Tras ellos, el escenario grande se volvía a llenar con el dance pop de Two Door Cinema Club, más vistos que el tebeo, así que asistimos al baño de cariño que se llevó Princess Nokia. Destiny Frasqueri ofrecía su show clásico de hip hop, hasta que se cansó, paró la música, se subió a la valla del escenario, y se dedicó a rapear a capela el resto del concierto entre los brazos de sus fans. Entre canción y canción, varias arengas feministas en castellano, reconocimiento al público y un ambiente de intimidad inusitado en un festival masivo.

FIB Benicassim 2018 Carolina Durante

De nuevo en la carpa nacional, el fenómeno del año, Carolina Durante, que ayer tocaron en Benicassim, hoy en Alburquerque, y mañana en Santander con Taburete. Se masca la tragedia. En el FIB, con mucha más gente que el Mad Cool (habiendo en Benicassim menos de la mitad de españoles), le dieron un pequeño baño de masas a un repertorio que crece cada día. Al principio “El Himno titular”, y como colofón “Cayetano” y “La noche de los muertes vivientes”, organizaron los tumultos habituales.

FIB Benicassim 2018 Carolina Durante

De Izal, mejor ni hablamos.

FIB Benicassim 2018 Travis Scott

Como cierre de la noche, Travis Scott, otro de los fenómenos del rap que en USA y UK arrasan y en España pasan bastante desapercibidos. Además, Jacques Berman Webster II, que así se llama nuestro protagonista, es el padre de la hija de Kylie Jenner, por lo que su repercusión mediática en su país (USA) es importante y quizás desproporcionada. Comenzó torcido con casi 40 minutos de retraso y a la primera canción echó con bastantes malas maneras a los fotógrafos del foso (había autorizado previamente dos temas). Genio, figura, y gilipollas, porque para eso, no permitas fotos. Aunque esa opción hubiera sido una lástima, por que la puesta en escena del tejano merecía la pena ser retratada. Travis dando saltos sin parar, el Dj sobre un escenario elevado cubierto de pantallas que mostraban caballos ardientes al galope, y dos cañones de fuego a tope. El mejor escenario posible para un ejercicio de adrenalina al que le sobra agresividad y le falta melodía. Dá igual porque arrasó entre una gran mayoría del público que le despidió cual mesías redimido, y eso que el concierto no pasó de los 45 minutos.

4 comentarios sobre “Crónica del jueves del FIB Benicassim 2018

  • el 20 Julio, 2018 a las 8:36 am
    Permalink

    El Mad Cool puede presumir este año de cartel, pero nunca he estado más a gusto en un festival que en el FIB

    Respuesta
  • el 20 Julio, 2018 a las 10:37 am
    Permalink

    carolina durante: los más grandes

    Respuesta
  • el 20 Julio, 2018 a las 11:05 am
    Permalink

    ¿Y por qué lo de: “De Izal, mejor ni hablamos”?, como si lo demás fuera algo más digno…

    Respuesta
    • el 20 Julio, 2018 a las 12:24 pm
      Permalink

      Cualquier cosa en el universo es mejor que izal, querido 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.