Entrevista: Nada Surf

“A lo largo de veinte años la motivación va cambiando un poco, pero en el fondo sigue siendo la misma: intentar superarse”

Auténticos supervivientes de la añorada década de los 90, desde donde debutaron hace ahora veinte años con High/Low (1996), Nada Surf son además un fiable seguro de calidad. El ahora cuarteto vuelve a escena con You Know Who You Are (2016), otro disco notable y tremendamente bien trazado que añadir a su ya considerable bagaje discográfico.

La banda neoyorquina estará presentando sus nuevas canciones en nuestro país a finales del mes de abril, concretamente los días 28, 29 y 30 en Madrid, Pontevedra y Bilbao. Aprovechamos la excusa para mantener una charla de media hora con el bajista madrileño Dani Lorca, en una entrevista que reproducimos de manera íntegra a continuación.

En mi opinión You Know Who You Are (2016) alberga una colección de canciones coherentes y armónicas ¿Pretendíais lograr esa coherencia o fue algo que surgió sobre la marcha?

En realidad You Know Who You Are (2016) no debería haber sido un álbum. Hace un par de años o tres decidimos que no queríamos esperar demasiado tiempo para sacar un nuevo disco, que es lo que pasa siempre porque tiene un periodo de gestación y se tarda mucho en escribirlo, en tener las canciones preparadas, en grabarlo… A cambio pensamos en lanzar una serie de singles. Cuando tuviésemos tres, cuatro o cinco canciones iríamos al estudio un par de días y las que quedasen mejor acabadas las sacaríamos en un single en vinilo y digital para posteriormente hacer una mini gira por España, sin tener que irnos por ahí un año y medio de gira. Pensamos que esos singles ya publicados (ponle unos cinco), los uniríamos junto con algunas cuantas canciones más y así sacaríamos un disco que casi se habría hecho solo, por esa gestación progresiva. Obviamente al final no lo hemos conseguido, porque somos amantes del LP, y ya la primera vez que fuimos al estudio no grabamos un par de temas sino que grabamos seis pero sin acabar ninguno. La siguiente vez que fuimos al estudio a acabar esas primeras canciones hicimos otras tres nuevas y tampoco las acabamos. Así que al final acabamos con unas dieciocho canciones, y Matt (Caws) de hecho quería sacar un doble LP, algo con lo que los demás estábamos encantados. Pensábamos que si The Clash sacaron London Calling (1979) y Nada Surf aún no tenía un disco doble… ¿por qué no? Pero claro, “los poderes detrás del rollo” nos dijeron que ni hablar, que no podíamos sacar un disco doble. Así que tuvimos que escoger diez de esas dieciocho y en ese momento fue cuando elegimos un poquito de cada. Y quizá no conscientemente, pero escogimos las diez que más nos gustaban, las que considerábamos mejor acabadas y que además mejor se llevaban juntas. Las otras ocho no quiere decir que no salgan, pero a lo mejor les falta algo: alguna letra mejor, armonías más acabadas, una mejor grabación… cualquier cosa. Con la chapa que te acabo de contar creo que todas las preguntas en torno a la grabación están respondidas (Risas). Me encanta que te guste y que te parezca coherente y armónico.

Tengo la impresión de que con el paso de los años habéis ido cuidando cada vez más las líneas melódicas de las canciones…

Cada vez vamos cuidando más las voces y por eso nos gustan más las armonías… además nos da menos vergüenza cantar, así que nos salen algunas canciones que no podemos reproducir de igual modo en vivo, pero no importa. El directo es el directo y el estudio es el estudio: allí si quieres meter ocho pistas de voz lo haces y ya está.

La producción del disco, resplandeciente y luminosa, completa la fórmula en este nuevo álbum… ¿Quién ha producido el álbum? ¿Era ese el efecto que queríais conseguir?

Este disco lo hemos producido con un amigo que se llama Tom Beaujour. Tom es amigo nuestro de la infancia. Es súper amigo de Mateo. En un momento dado curraron juntos porque Tom era el editor en jefe de una revista de música y Mateo también trabaja allí. Nosotros siempre somos co-productores del discos (menos el primero con Ric Ocasek) y nos gustan esas producciones… yo también las llamo resplandecientes, pero no sé definirlo. Pero sí: me gustan esas producciones en las que cada uno nos vamos ocupando un poco de lo nuestro. Por ejemplo mi sonido del bajo es cómo es y yo soy quién soy, y cuando nos juntamos más o menos siempre sonamos de una cierta manera. Tom tiene una colección de guitarras y amplis antiguos en su estudio de New Jersey, que es donde grabamos y que es increíble, sobre todo ahora que tenemos un segundo guitarrista. Las guitarras se diferencian muchísimo entre sí porque Mateo toca de una manera muy especial y Dough de una muy distinta. Así que las dos puestas de manera conjunta quedan de una forma muy brillante, y eso aporta muchísimo al sonido del grupo.

¿Qué hay en You Know Who You Are (2016) que no esté en ningún otro disco de Nada Surf? ¿Qué hay de inédito en esta entrega?

Una de las peculiaridades de haber grabado en New Jersey, en el estudio de Tom, es que no nos hemos ido de casa. Bueno, en realidad parece que no aunque en realidad es que sí, pero me refiero a que normalmente nos vamos fuera de Nueva York para que la vida cotidiana no nos interrumpa a la hora de terminar el disco. Nos vamos a Seattle, San Francisco o Los Ángeles, y estamos inmersos día y noche en el proceso de grabación. Aunque yo esté haciendo la cena en la cocina estamos todos allí pensando en armonías o haciendo arreglos… así que esta vez nos hemos quedado en Nueva York. En New Jesrey hay un apartamento donde se puede quedar el grupo, así que aunque sólo fuésemos cuatro o cinco días seguidos, en realidad en ese tiempo nos escapábamos de casa y dejábamos todo atrás en Brooklyn.

¿Dirías que es éste un disco especialmente optimista dentro de la carrera de Nada Surf?

Bueno, yo creo que cualquier disco que pueda sacar un grupo ahora mismo es optimista por el mero hecho de poder sacarlo y tener la expectativa de que haya gente que vaya a escucharlo, sabiendo que hay fans del grupo. Nos encanta hacer esto y lo pasamos muy bien, y aunque sea muchísimo trabajo pero menuda suerte tenemos… ¿no? De hecho hace unas horas Ira (Elliot) me ha mandado un mail diciéndome que hemos entrado en el número 88 de la listas de ventas Billboard Chart de Estados Unidos, y yo creo que es la primera vez que entramos, así que mira qué bombazo… El mero hecho de poder seguir currando y haciendo esto, no tener que ir a una oficina y poder hacer lo que te gusta… y ese positivismo que te llevas cuando subes a un escenario y das un concierto. O cuando alguien te manda alguien un mensaje diciéndote que les has ayudado porque estaban pasando un periodo difícil de su vida y tu disco les ayudado mucho a sobreponerse de esa situación mala… esas cosas siempre te llenan de alegría.

¿Cuál es el secreto para mantener la motivación activa durante dos décadas? ¿Qué os motiva a la hora de escribir hoy en día?

A lo largo de veinte años la motivación va cambiando un poco, pero en el fondo sigue siendo la misma. Hay que intentar superarse. Crear una cosa bonita de la cual estás orgulloso es una satisfacción increíble. Como decía antes: pensar que tienes la suerte de poder dedicarte a esto es casi un sueño… poder vivir de esto que, aunque a veces sea duro, generalmente supone un placer enorme. Teniendo en cuenta que es un privilegio enorme ya es de por sí bastante motivación (Risas). Y luego eso, superarse y pensar “ahora voy a hacer una línea de bajo excelente” o pensar “esta canción que estamos haciendo me encanta”. Hay anécdotas: yo soy muy mío para la música y recuerdo una vez que estaba harto de escuchar siempre lo mismo y pedí a alguien que fuésemos a un sitio donde no hubiera esa música, así que fuimos a un bar petado de gente hablando y según me acercaba a la barra a pedir una cerveza empecé a escuchar poco a poco la música que estaban poniendo, porque hasta ahí con la gente no se oía nada, y de repente le dije a una amiga “¿Ves? ¡Este tipo de música sí que me gusta!” y ella empieza a reírse y me dice “Serás imbécil… ¡Si sois vosotros!”. Era la canción “The Plan” que es así un poco cañera. Y lo siento, pero ese tipo de cosas son satisfactorias y motivan… (Risas).

Observando la trayectoria de Nada Surf con perspectiva diría que vuestro sonido ha ido pasando de un sonido más manifiestamente eléctrico hacia el pop (poderoso y con guitarras, pero pop en cualquier caso) ¿Puede ser eso que se llama “madurez creativa”? ¿Cómo ves tú la evolución artística de Nada Surf desde dentro?

No creo que el sonido pop y la madurez creativa tengan necesariamente que ver una cosa con la otra. Nunca hemos tenido miedo de hacer un poquito de todo. Mateo y yo nos dimos cuenta ya desde muy pequeñitos de que no hacía falta escuchar un único tipo de música, y que nos podían gustar cosas muy diferentes como Dead Boys o The Stooges, pero que también podíamos volcarnos con Leonard Cohen o cualquier Bossa Nova o música clásica… o cualquier estilo. Ahora usamos más armonías vocales obviamente, pero por ejemplo por hablar sólo de los dos últimos discos, “Clear Eye Clouded Mind” del The Stars Are Indifferent To Astronomy (2012) es una canción muy cañera. De hecho la única concepción detrás de ese disco era grabarlo tal y como solemos tocar las canciones en vivo: más rápido y muy cañero, con una energía más desbordante, que es la que te sale al estar delante del público y volverte loco. “Teenage Dreams” podría ser una canción sacada del London Calling (1979) o “No Snow On The Mountain” también es cañera. Y en este nuevo disco tienes temas como “Victory’s Yours” que me recuerda mucho a los Who antiguos, o “Friend Hospital” que aunque sea muy lenta es bastante discordante un poco a lo Sonic Youth o Built To Spill. Y de canciones como la propia “You Know Who You Are” o “New Bird” todo el mundo nos dice que les recuerdan a los Nada Surf del principio. Así que no sé si estoy muy de acuerdo con eso de que somos más pop. Pero si tú lo dices también me lo creo y no me molesta en absoluto (Risas).

Es muy difícil entrevistaros y no preguntar acerca de “Popular”. La canción ha quedado como uno de los himnos de los 90 ¿Cómo la percibís ahora, veinte años después?

Veinte añitos después “Popular” sigue siendo una canción como cualquier otra para nosotros… Obviamente pasó todo lo que pasó con esa canción ¿no? Pero creo que es un poco como la anomalía dentro de la historia y el recorrido del grupo. Nosotros fuimos dándonos a conocer poco a poco, cada vez tocando en conciertos más grandes… todo de manera muy natural y orgánica. Y la excepción fue “Popular”, en torno a la cual hubo locura total durante unos meses: había gente en los conciertos que no tenía ni puta idea de música, y mucho menos de nuestro estilo de música, pero venían al concierto e inmediatamente se ponían a gritar como tontos. Tuvimos ese pequeño momento de Beatlemania con la gente siguiéndonos en el autobús y tal… Pero afortunadamente eso no duró mucho. Nos sigue gustando tocarla de vez en cuando. No siempre porque no podemos tocar todo siempre, pero para mí es una de las canciones más EVO de Nada Surf. Es muy oscura y se mete mucho con la gente y con los consejos malsanos que te dan los adultos. Cuando estábamos creciendo, a Mateo y a mí nos hartaban los consejos que nos daba gente que no era feliz y sin embargo nos pedía que cambiáramos nuestras vidas. En la canción nos reímos de esa serie de consejos esperpénticos que los adultos dan a los pobres niños, más incluso que de los jóvenes típicos de colegios americanos, las cheerleaders y los jugadores del equipo de fútbol.

¿Pensabais en esos momentos iniciales que seguiríais haciendo música veinte años después?

A ciencia cierta no podíamos haber sabido que seguiríamos en esto veinte años después. Uno no se lo plantea estrictamente en serio, pero sí que se toman decisiones con un ojo puesto en el largo plazo. Siempre uso el mismo ejemplo, que es cuando tienes que entregar un disco. Cuando estábamos con (la discográfica) Elektra teníamos que entregar discos con plazos muy específicos, y te ves obligado a sacarlo aunque te parezca que no está acabado del todo. Entonces empiezas a pelearte con el sello y eso es jodido… Pero Mateo siempre decía “Dentro de diez años nadie se va a acordar de si este disco salió en febrero o en septiembre, pero todo el mundo se va a acordar de si es bueno o no. Así que lo siento por Elektra pero el disco no va a salir en febrero”. Acabamos peleándonos con ellos, pero ganamos la pelea: ahora Elektra no existe y nosotros sí.

¿Cómo crees que ha cambiado esa industria del disco en todo este tiempo?

Ha cambiado en todos los sentidos. Yo cuando tuve que dejar mi trabajo para irme de gira con Nada Surf curraba de informático, y justo habían salido los mp3 y veíamos en el horizonte un cambio drástico de lo que iba a ser la industria de la música. Los sellos de discos no se dieron cuenta de eso y no había quién hablase con ellos. Yo llegué a presentar en varias discográficas proyectos para que tuviesen portales con la música de sus catálogos… y se reían de nosotros. En mi opinión ha cambiado positivamente, pero es que la música ha cambiado al igual que ha cambiado todo en nuestras vidas a cuenta de Internet. Y con la música hay cosas buenas y malas. Ahora puedes escuchar cualquier cosa en cualquier momento, lo cual está muy bien. Pero no está tan bien que la gente tenga menos paciencia, y hay discos que están hechos para ser escuchados de principio a fin, y eso lo pensamos mucho a la hora de hacer nuestros discos. Pienso en discos como Fun House (1970) de The Stooges o London Calling (1979) de The Clash. Los discos hay que escucharlos de principio a fin. No somos muy fans de los recopilatorios estos de The Best Of. Prefiero cualquier disco de Bob Marley a Legend (1984) que es una recopilación que ni se sabe quién escogió las canciones. Pero ahora la oportunidad para los grupos está ahí, y grabar es más fácil. Una vez que se organice bien el hecho de que los artistas cobren por su trabajo, llegará un momento en que habremos superado este principio del cambio para llegar a un punto en el quién se lo merezca pueda ganar dinero con su música y al consumidor no se le trate como a un ladrón por descargarse algo. Eso es culpa de las discográficas, que desde el principio deberían haber puesto un precio razonable al producto y que fuese el grupo quien se llevase la mayor parte del dinero. Los fans eso lo hubiesen entendido, y si se lo bajan gratis es porque no pueden bajarlo pagando de una manera razonable. Poco a poco esto se va superando.

En 2010 lanzasteis If I Had A Hi-Fi (2010), vuestro disco de versiones ¿Cómo surgió esa posibilidad y cómo seleccionasteis las canciones que finalmente incluyó el álbum? Imagino que lo de la versión de Mercromina fue cosa tuya…

El título es igual hacia detrás que hacia delante… no sé si lo sabíais (Risas). Queríamos sacar un disco sin emplear tanto tiempo como nos lleva normalmente, así que pensamos que si hacíamos un disco que las canciones ya estuviesen escritas no tardaríamos tantísimo tiempo en publicarlo. Obviamente… ¡Mentira cochina! …porque lo parimos como si fuese nuestro. Pero fue muy divertido: nos reuníamos por ejemplo en mi casa y yo hacía una cena. Cada uno venía con su playlist, nos poníamos canciones y los demás opinábamos… fue divertido. Y al final teníamos setenta y pico canciones en un listado que obviamente debíamos acortar. Yo elegí la de Mercromina porque me encanta, y creo que es una de las canciones más bonitas que hay. Mateo la conoce de toda la vida, porque desde que salió el disco me lo llevé a New York y desde entonces lo conoce bien, igual que a Lagartija Nick u otros discos que me llevo desde España.

Son ya ocho discos en vuestro haber… ¿Cuál es tú favorito y por qué?

Con tantos discos, la verdad es que creo que no hay ninguno que sea el favorito. En cada momento el favorito es el nuevo. Yo, quizás… diría Lucky (2008) porque tiene un par de canciones que son de las que más me gustan, en las que trabajamos mucho tiempo hasta que las sacamos. Quizá Lucky (2008) sea de mis favoritos pero es difícil. También podría decir Let Go (2002) o yo qué sé…

¿Y el más representativo del grupo?

Por lo que nos dice la gente, éste último parece que tiene un poco de todo lo que somos Nada Surf. Nos dicen que es como un resumen de todos los demás discos. Yo no sé si creérmelo pero si lo dicen algo de verdad habrá en ello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.