Entrevistamos a Molchat Doma

Molchat Doma llegan de Minsk, la capital de Bielorrusia, uno de los países más herméticos de Europa. Con apenas tres años de vida, el trío ha editado dos LPs que ya son de escucha obligada en todos los circuitos de post-punk. No cabe duda de que tienen en New Order una de sus fuentes de inspiración, pero no estamos ante una banda “revivalista” al uso, su cancionero e imaginería están altamente influenciados por su país y el legado soviético; lo que hace de ellos un grupo misterioso y diferente.

Están en plena gira por toda Europa, en un tour llamado “Storm Over Europe” que tendrá sus paradas en España durante este mes de noviembre, en cuatro fechas propiciadas por las promotoras: Indypendientes y Kobmusic (Valencia, Barcelona, Bilbao y Madrid). Estuvimos al habla con Pavel Kozlov, bajista y responsable de las bases electrónicas de la banda, que sacó un rato entre pruebas de sonido y conciertos para atender esta pequeña entrevista.

“No tengo mucho que contar de Minsk (Bielorrusia) si tuviese que aconsejar a algún turista, le diría que se fuera a un bar, sin embargo: la influencia de la Unión Soviética sigue siendo muy fuerte y es en ese sentido, en el que quizás estemos más inspirados para nuestra banda”.

Déjame felicitarte por vuestro segundo álbum, Etazhi (Detritis Records 2018). Desde luego, coincido con muchas voces que indican que el disco es uno de los mejores trabajos de post-punk y synth pop de los últimos años.

Muchísimas gracias por tus cálidas palabras.

Lleváis tan solo dos años como Molchat Doma, tiempo suficiente para tener dos LPs y un montón de canciones que ya son muy populares en los circuitos de post-punk y synthwave. ¿Cómo lo habéis conseguido? ¿Son todas las canciones de Molchat o ya teníais algunas antiguas de otras formaciones?

Todas las canciones son de la banda. No tengo una respuesta adecuada a esta pregunta, no lo sé. Al principio sólo hacíamos música que nos gustaba. Al final, resultó que nuestra música se hizo popular entre mucha gente. No nos propusimos hacer música y canciones que se hicieran “populares”. Lo primero siempre fue hacer música que fuera agradable para nosotros y sí estás a gusto supongo que te salen canciones que funcionan.

Me gustaría contases un poco los comienzos de Molchat Doma y cómo empezasteis a concebir todo vuestro estilo y sonido.

El grupo se formó en la primavera de 2017. Al principio solo estaban en el grupo Roman y Egor. En el otoño de 2017 fue cuando me uní yo al bajo y los sintetizadores. El estilo de la música se originó a partir de la inspiración de música similar. A todos nos gusta mucho la música de los 80. post-punk, synthwave…

Vuestra música es oscura a veces, triste y melancólica, sin embargo, es una música bailable. Creo que es algo muy difícil de conseguir. ¿Cuál es vuestro secreto para esa original mezcla

No, no tratamos de hacer música específicamente de una forma o estilo. Seguimos exactamente igual que cuando comenzamos con la banda, simplemente música que nos gusta. Sin embargo, es inevitable que, cuando editamos nuevas canciones, nos preguntemos si van a gustar a nuestro público o no.

Viniendo de Bielorrusia, un país siempre “extraño” para nosotros y del que no tenemos muchas referencias musicales ¿cómo conseguisteis, en tan poco tiempo y viniendo de allí, ser una banda que ya es conocida en toda Europa?

No sabemos exactamente cómo sucedió, porque en Bielorrusia no somos un grupo popular. Supongo que solo tuvimos suerte. A principios de 2019, llegamos a la cima de los mejores álbumes de 2018 en post-punk.com. Al mismo tiempo, nuestro álbum parece que hizo gracia a los algoritmos de YouTube y esto ha influido en gran medida en el crecimiento de nuestra popularidad no sólo en Europa sino en todo el mundo.

 

¿Cómo es tu ciudad, Minsk y cómo es la vida allí? ¿Te sientes influenciado por tu entorno a la hora de componer canciones?

En realidad, no sé qué contarte de Minsk, solo es la ciudad en la que vivimos. Si tuviera que aconsejar a unos turistas que vinieran a Minsk, probablemente sólo les sugeriría que fueran a un bar. Estamos mucho más interesados en ver cómo es el resto del mundo. En Minsk, la influencia de la Unión Soviética sigue siendo muy fuerte y es en ese sentido en el que quizás estemos más inspirados para Molchat Doma.

La canción que cierra vuestro primer álbum se titula “Ya ne communist” (no soy comunista) ¿Es una declaración de principios? ¿O es una forma de contar lo que pasa a tu alrededor? 

Realmente no me gusta hablar sobre el significado de nuestras canciones, porque cada canción tiene un significado diferente para diferentes personas. Lo siento, pero mejor que siga siendo nuestro misterio para el público.

Creo que las portadas de vuestros álbumes están muy en línea con vuestra música e imaginería. ¿quién las hace? ¿o es trabajo de los tres?

Las cubiertas de los discos están realizadas por un amigo. Simplemente le explicamos lo que queremos y después ya empezamos a trabajar juntos en algo específico.

La portada de vuestro primer LP es un collage o montaje en el Hotel Ryugyong en Corea del Norte. El segundo LP tiene como portada una “joya arquitectónica”, el Panorama Hotel en Eslovaquia ¿Cuál es el significado? ¿Hay algún arquitecto entre vosotros?

Estás en lo cierto en ambos casos. Para ser más concreto; la portada del primer álbum es un collage. Incluso tuvimos que pagar por una foto de esta composición para evitar problemas de derechos de autor. Realmente no quiero hablar del significado de las portadas. Sólo te diré que todos somos admiradores de ese tipo de arquitectura “extraña”. No hay ningún arquitecto entre nosotros, pero somos constructores, de alguna manera.

Creo que está bastante claro cuáles son vuestras influencias musicales. Pero supongo que cada uno de vosotros tres tendrá sus propios gustos musicales. ¿Cuáles fueron tus principales motivaciones (artísticas) a la hora de hacer música?

Además del post-punk y synthwave, nuestros gustos musicales son ligeramente diferentes entre ellos. Los motivadores para crear nuestra música son todo lo que escuchamos. Pero estamos bastante inspirados no por la música, sino por el estado del animo que nos producen las canciones.

¿Puedes recomendar algunos artistas de Bielorrusia que podamos escuchar?

Claro, hay gente interesante como: Nurnberg, Super Besse, Dlina Volny, Weed and Dolphins, Shuma, Luber Lui, La Phantom Restaurant…

Estás trabajando con Detritis Records, Berlín. ¿Cómo fue el contacto con ellos?

Davide, director del sello, encontró nuestro primer álbum en Soundcloud y sugirió que lo lanzáramos en cassettes. Más tarde le mostramos nuestras canciones para el segundo álbum y acordamos lanzarlo en vinilo después del lanzamiento.

¿Han influido o ayudado a dar a conocer Molchat Doma en otros países?

Detritis Records sólo se dedica a la distribución. El sello no nos hizo publicidad, no participó en la organización de conciertos, pero sí en la distribución de nuestros álbumes en cassettes y vinilos, creo que eso contribuyó definitivamente a nuestro desarrollo. 

 

Pronto estarás actuando en España. ¿Qué le dirías a la gente para convencerla de que venga a tus conciertos?

Nos gustaría que la gente viniera a nuestros conciertos no porque yo trate de convencerlos, sino porque les gusta nuestra música. También hay que comentar que vayan a conciertos de los artistas, esa es la mejor forma de disfrutar de la música que estos crean.

Las fechas para los conciertos de Molchat Doma son las siguientes

5 de noviembre Valencia. CSA La Residencia con Javato.

6 de noviembre Barcelona. Sala Meteoro con Congregación Fortea.

7 noviembre Bilbao. Sala Azkena con Niza.

8 noviembre Madrid. Wurlitzer Ballroom.

 

Un comentario sobre “Entrevistamos a Molchat Doma

  • el 4 Noviembre, 2019 a las 11:20 am
    Permalink

    Realmente completísima e interesante la entrevista de Fernando del Río al grupo de post-punk bielorruso Molchat Doma. Suena muy bien su tema “Tancevat”, no les conocía a este terceto. Gracias por la recomendación, saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.