Guitarras y más guitarras con Hillbilly Noir y su flamante primer EP

Javier Pérez, alias Javier Tijuana, es un portentoso guitarrista valenciano. No sólo eso: es además un verdadero melómano, amante de sonidos americanos que tienen que ver con el blues, la música de raíz y el rock and roll, lo cual unido a su virtuosismo le hace preparar un cóctel que lleva años dando sus frutos a través de diversas fantásticas formaciones. Ahora, además, une fuerzas nada menos que con Colin Ward, experimentado cantante londinense de voz aguerrida y rugosa que obra milagros en este proyecto urdido por ambos y denominado Hillbilly Noir.

Este primer registro del dúo -el cual no sabemos si tendrá continuidad- se salda con seis temas grabados bajo los auspicios del también guitarrista y técnico de sonido valenciano David Garzinsky, aunque producidos a pachas por Ward y Tijuana. No se andan con chiquitas: sólo versiones y en ellas predominan los mega-clásicos, como “Oh, lonesome me” de Don Gibson, “Blue Monday” de Fats Domino o “Cry, cry, cry” de Johnny Cash. Todos ellos cocinados con un sonido poderoso para llegar al cual han colaborado con ellos gente como el propio Garzinsky, David Bel Lan, Jesús López o Legacaster, con su steel guitar.

De tonalidades rockabilly, aunque de resultado demasiado aguerrido variado de horizontes como para encasillar el conjunto en un sólo estilo, este trabajo resalta por una ejecución espectacular, que por ejemplo en la muy trillada “Oh lonesome me” con la que se inaugura, sabe imprimir nuevos bríos a través de unos coros folloneros que hacen que inmediatamente uno se quiera unir a la fiesta. A partir de ahí la cosa sigue en similares términos, haciendo fuerza de la concisión. El “Long gone daddy” de Hank Williams suena igualmente como un cañón, recordando las guitarras de Tijuana al mismísimo Stevie Ray Vaughan o el conjunto a la magnífica banda del hermano de éste, los Fabulous Thunderbirds.

El “Honky tonk song” de Mel Tillis, quizá la más oscura del lote, suena también más enérgica que su original. El jolgorio no para y el “Down the line” de Buddy Holly se transforma en un blues fronterizo que sabe a tequila y polvo, algo que el colofón que otorga la dupla “Cry cry cry” y “Blue monday” no se encarga de desmentir en lo que supone un verdadero trallazo de EP que dudamos mucho tenga demasiado parangón tanto dentro como fuera de nuestras fronteras este año.

A continuación puedes escuchar Hillbilly Noir con Colin Ward y Javier Tijuana en su página de Bandcamp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien