Her Only Presence – The Hurt Process (Promise! Promise! A Record Company)

Me resulta imposible pensar, hace 10 años, en la posibilidad de que llegara a mis oídos un disco como “The Hurt Process”, autoeditado, autodistribuido y autoproducido, uno de esos proyectos DIY cuidados con mimo hasta el más ínfimo detalle pero cuyas opciones comerciales son prácticamente nulas. Pero Myspace ejerce de ventana abierta a aquellos que buscamos nuevas sensaciones, y aunque todavía algunos recelan de su papel en la industria musical, no cabe duda que los aficionados a la buena música debemos dar las gracias al invento.

Her Only Presence es el proyecto personal de Luis Cifre, un tipo cuyo buen gusto musical es evidente. Basta escuchar unas notas de cualquiera de sus canciones para verle las buenas intenciones. Folk perpetrado con guitarra acústica en mano, y el acompañamiento de una voz tan débil como sincera. Nada suena impostado en “The Hurt Process”, porque se trata de un disco desnudo y frágil, ya sea a nivel instrumental (a pesar de que suenen baterías, bajos, cuerdas…) como lírico.

El sonido lo-fi y la inocente falta de producción se compensan aquí con unas canciones de belleza intensa y en algunos casos dolorosa. “Grey” o “Isolate, the Elm” son el más claro ejemplo. La única luz del disco, además de las campanas a lo Yann Tiersen del inicio, es la voz de Laura Gómez (Lek Mun, ex-Maple), que en temazos como “Simple” o “Pain” ponen algo de esperanza a un mensaje de tintes pesimistas, que alcanza su punto culminante en la estremecedora “0105”, un instrumental desgarrador que parte el disco por la mitad y por el que cualquier creador de canciones pagaría porque fuera de su propia cosecha.

“The Hurt Process” es un disco sencillo, corto y directo, al que le sobran detalles para descubrir en cada escucha, y que demuestra que en los tiempos que corren, más que la técnica, el poderío vocal, una grabación de lujo o un diseño costoso, lo importante es firmar buenas canciones y dejarlas libres para el disfrute de aquel que tenga la suerte de encontrárselas. Encontrar a Her Only Presence ha sido una suerte que a día de hoy queda al alcance de un solo click. Fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.