Néstor Rausell y Los Impostores – Una carretera rockera

Al compositor, vocalista y guitarrista Néstor Rausell se le nota que, indudablemente, porta el vigor de rock and roll muy muy dentro de su psique y de sus huesos pero ¿como arrancó su andadura con su nuevo grupo?

La memoria nos transporta a imágenes del año 2014 cuando, desde Valencia, el propio Néstor cesó su actividad de todo un lustro con la banda Stuntmen y dedicó todos sus ímpetus a otra empresa musical. Puesto a ello con todos sus sentidos, eligió algunos músicos procedentes de otras formaciones como Esteban Carbone (guitarra), Víctor Pozo (bajo) y con la colaboración de Daniel Quinto (teclados), además de incorporarse algún otro músico que ya habían tocado con el propio Rausell como Nicolás Fernández (batería). Dichos curtidos acompañantes quedaron bautizados con el nombre artístico de Los Impostores.

De ese modo, grabaron su primer EP, en 2015, donde su tendencia fue de sumar folk, bluegrass, country, blues y demás estilos americanos a su inicial mentalidad rock. Así que, por fin, 2016 se publicó La Espera con el sello Mésdemil. Un trabajo éste (con arbórea ilustración de Carlos Santonja) de 4 apuestas, las cuales intentan reflejar los directos del año anterior y sin alejarse demasiado de cierto minimalismo, tratando de evitar la sobreproducción.

Temas como “Estar” (con su inicio al estilo Pete Townsend), la lograda balada rock que titula el asunto o ”Fortaleza en lo más alto” (las seis cuerdas realmente prominentes), van desfilando de manera hábil, hasta llegar al corte más llamativo y excepcional de la obra como es “Palabras efímeras”, rebosante de energía, profundidad y sentimiento el mismo, donde el teclado, las guitarras y demás conjunción de instrumentos adquieren su instante más sublime y sagaz, dentro de todo este EP.

Sin abandonar la referencia de la propia y reseñable “Palabras efímeras” (que como guinda a favor tiene además un artístico y “mascarero” video-clip), bajo mi punto de vista, una cosa parece adquirir nitidez, desde el principio, dentro del estilo intencionadamente rock de N.R. y L.I. y se trata de que cuando sus canciones adquieren mayor dureza en sus acordes o en la voz del propio Néstor, todos dan la sensación de aprovechar mucho más y mejor el amplísimo potencial de la banda que si, por contra, ellos mismos inclinan la balanza hacia sonoridades no tan rocosas o con más gotas de pop melódico. Por otro lado, el mismo Rausell se desvela como un letrista de carácter, el cual despliega un abanico de afiladas, vitalistas y emocionales crónicas que expresar.

Antes de nada puntualizar que The Waterboys, Creedence Clearwater Revival, Bowie, Elton John (69-75), Soda Stereo, Charly García, The Darkness, Deep Purple, Los Ronaldos, He?roes del Silencio, Andrés Calamaro, Burning o M-Clan son los mayores espejos que parecen estar en el subconsciente de Néstor y sus muchachos o que, por otro lado, les ha asociado parte de la prensa musical o el público, a lo largo de estos últimos cuatro años.

Pero retomemos la cronología de Los Impostores. Posteriormente, en 2017, se producen una serie de importantes cambios en la banda, la cual quedaría conformada así:

Néstor Rausell (Voz y guitarra acústica)
Jorge Ruiz (Guitarra solista)
Cristian Quílez (Guitarra rítmica)
Dídac Corbí ( bajo y coros)
Niko Fernández (batería)

Así que en Junio 2018, se lanzó su segundo EP (autoeditado éste), titulado Carreteras, grabado con métodos e intenciones más cercanos al directo en Basic Producciones y producido por el propio bajista Dídac Corbí.

Una banda experimentada y de la evidente calidad y capacidad de Néstor e Impostores va explosionando poco a poco en temas como la “bunburyesca” canción de encabezado y luego en “Escapar”, “Frente al mar” o “ No me quiero ir”, donde aunque ofrecen la sensación de estar al 90% de su capacidad, al unísono, también van perfilando, definitivamente, su propio estilo y con las guitarras eléctricas de Ruiz y Quílez sonando convincentes en un elevado grado. Sucede lo mismo que en 2016: el nivel del álbum va escalando a medida que pasan las canciones y merece la pena arribar al cierre del EP ya que “La caida” supone una canción donde enseñan su alta categoría como intérpretes, o sea, donde se les vislumbra que arrojan todo el músculo y el desarrollo que he comentado antes.

Resumiendo: que es en cada momento postrero de sus dos EPs, donde obtienen los picos más sobresalientes de su rockera naturaleza, al igual que los primeros discos de Ronaldos o M-Clan, precisamente referentes citados del propio quinteto que tratamos hoy. Es ahí donde opino que se van encontrando, cada vez más, a sí mismos como musicazos en toda su pureza, libertad y extensión, además de apuntar hacia próximas obras aún mejores.

Es en este mismo 2018, cuando Néstor, Jorge, Cristian, Dídac y Niko han conseguido sonados logros a considerar como vencer en el concurso Festijack para artistas emergentes, ofrecer más de 100 bolos o telonear nada menos que a The Waterboys en alguno de los mismos. El propio líder de la banda había declarado, anteriormente, que son una banda de directo y en eso hay que concederle la razón al vocalista principal, ya que en éste terreno amplifican su porcentaje de torrencial y contundente efecto con sus canciones.

Sin embargo, considero que aún es pronto para emitir opiniones definitivas sobre su música ya que todavía se les ha de escuchar y observar sus evoluciones durante un LP largo de 10 o más canciones ( ¿ésto mismo acontecerá, quizás, para 2019?), para comprobar cual es su primera jugada absoluta y cuales son rockerísticas sendas por las que acaban de decidirse en el estudio. El pronóstico es positivo y desde Muzikalia, le deseamos la más inmensa de la fortunas y dichas a Néstor Rausell y Los Impostores.

Recomiendo a los lectores melómanos seguir a este combo de Valencia en sus próximas huellas, ya que promete momentos futuros de aún una mayor enjundia, sobre todo cuando irrumpen en el escenario, algo que se irá produciendo en próximas fechas en los distintos escenarios de las ciudades españolas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.