Reseñamos el documental: Amaia – Una Vuelta al Sol

Uno de los secretos que Amaia tenía pensado contarnos debajo del relámpago ha salido a la luz gracias al documental estrenado por Amazon Prime Video. Y es lo mal que lo pasó cuando, en la presentación del disco, todo falló. No voy a hacer spoiler para que lo vean, pero te da congoja entender ese sufrimiento por algo que ella era totalmente ajena pero cuyas críticas en la prensa iban dirigidas exclusivamente a ella. Incluso se hermano Javier, mánager y protector, le da dos golpes en la rodilla. Ese es el secreto del relámpago.

Sinceramente, para los amantes de los documentales sobre música -como este que os habla-, se le hará corto, pues apenas dura 50 minutejos.  Una vuelta al sol retrata el primer año de la mediática ganadora de Operación Triunfo como artista en solitario, desde la grabación en Nueva York de los primeros temas de su álbum Pero no pasa nada hasta el lanzamiento del mismo en el otoño de 2019. Marc Pujolar (Barcelona, 1990), director con experiencia en la publicidad y los videoclips, ha dirigido este proyecto, y desde aquí te lo digo; Marc, ¿no podrías alargar el metraje? Le falta una media hora.

La de Pamplona disfruta, ríe, sufre, se come la cabeza y hasta llorar rota de dolor, y no puedes más que empatizar con ella. En ese momento, casi al final del documental, entiendes la presión mediática y de las redes dándole una hostias con dos manos. Producida por Vampire Films y Universal Music, Una vuelta al sol está ya disponible en el catálogo de Amazon Prime Video tanto en España como en Latinoamérica y aunque no aclaran datos (como todos los streaming), sí nos informan que está siendo muy pero que muy visto, y que en las primeras horas ha superado todas las expectativas. Por tanto, aquello de que Amaia no interesa y que ya no tiene tirón pueden guardárselo muchos haters par tiempos posteriores. El que es haters lo es hasta las últimas consecuencias, ya se sabe. 

Amaia es fotografiada, perseguida, agobiada diría yo, pero siempre con una sonrisa, salvo cuando el hermano la llama para contarle unas filtraciones de un videoclip. Ahí la vemos sufrir, preocupada y con una actitud que cualquiera entiende; si estás en una copa con amigos (¡Ay, esos tiempos!) y alguien te llama para darte una mala noticia, ni copas, ni amigos, ni muelas en vinagre; quieres irte a tu casa y meterte en la cama del tirón. Dice el director que una de las cosas que más le marcaron es el impacto que Amaia causaba cada vez que pisaba la calle, no solo en España; inclusive allende de los mares.  

No estamos ante un documental branded content al servicio de los fans; al contrario, vemos a una Amaia endeble, frágil y sincera, pero también alguien con los pies muy pero que muy en el suelo. Ha crecido mental e intelectualmente. Para los que creemos en ella musicalmente nos deja el buen sabor de boca; en un futuro no descarta hacer un disco con Refree. ¿Qué hubiera sido de este Pero no pasa nada en manos del catalán?

También conocemos su piso, sus amigos de Barcelona, (más cuquis todos ellos, cantando en un bar Nuevo verano), sus charlas y algo que la caracteriza; el tremendo vozarrón acompañado de su mayestático talento. De hecho nos regala covers muy, pero que muy interesantes de Yung Beef y La Zowie y Bestia Bebé entre otros.

Una vuelta al sol es para fans de Amaia, por supuesto, pero también para entender el proceder que hay detrás para crear una obra musical con una presión brutal por detrás.

Lo dicho; me faltan por lo menos 40 minutos más.

4 comentarios sobre “Reseñamos el documental: Amaia – Una Vuelta al Sol

  • el 1 Mayo, 2020 a las 2:16 pm
    Permalink

    Acabo de verlo y me ha gustado mucho. Las caras de Amaia lo dicen todo.

    Respuesta
  • el 1 Mayo, 2020 a las 2:35 pm
    Permalink

    Pues salgo y todo haciéndole unas preguntajas. Fue muy maja ese día. El documental está muy bien rodado y bastante bien hecho.

    Respuesta
  • el 3 Mayo, 2020 a las 12:47 pm
    Permalink

    El documental era tan necesario Amaia ha nacido para ser grande, lleva la música dentro y tiene mucho que ofrecer aún

    Respuesta
  • el 5 Mayo, 2020 a las 12:38 pm
    Permalink

    Yo no soy fan de su música, de hecho su disco para mí es menos que mediocre. Para mi solo se salva precisamente la única canción cuya producción hizo Raúl REFREE, “Un nuevo lugar”. Rabia porque me gusta mucho El Mató a un Policía Motorizado pero Santi yo creo que no acertó en la producción de los temas que pecaban un poco de ñoñismo y amateurismo en cuanto a composición (cosa en la que Amaia es aun principiante). Ahora, ella es una maravillosa intérprete y según pase el tiempo seguro que mejora en materia compositiva. Pero sobre todo me interesaba porque me parece un ejemplo de cabeza bien amueblada quien llegado un éxito masivo da un paso atrás para hacer cosas con personalidad propia, sin prisas y tomando tus propias decisiones. Además, como fenómeno fan de tanta gente tan joven, prefiero ver a Amaia que a Yung Beef… ella sí es un ejemplo a seguir.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.