Chucho (Inverfest, Sala El Sol) Madrid 24/03/22

Chucho volvían a la capital año y medio después de su paso por La Riviera en Tomavistas Extra y tras reprogramar su bolo aplazado el pasado enero. Desde entonces, afortunadamente, las cosas han cambiado. Ya no estábamos sentados, hemos recuperado sensaciones que teníamos olvidadas y era el momento de asistir en condiciones a la presentación de las canciones su último trabajo, ese Corazón roto y brillante (2020) que llegó acompañado del libro de relatos Pere y María, publicado por esta casa.

El mal tiempo y la sobredosis de eventos en Madrid esa misma noche, deslucieron algo la entrada en El Sol. Detalles que en absoluto pesaron para que pudiéramos disfrutar de un concierto en el que los de Fernando Alfaro tiraron de los momentos más esperados de su repertorio. En los 25 años que han pasado desde que lanzaran su primer disco, 78 (1997), han dejado muestras suficientes para que su discografía haya envejecido tan bien, como el catálogo de los recordados Surfin’ Bichos.

Empezando con “De Aire”, esa oda de Los Diarios de Petróleo (2001) que nos recuerda que nada dura para siempre, se centraron en sus temas más recientes. Ahí estaba la cabalgada western de “Sombra lunar”, el brío de “Corazón roto y brillante” y “Yoga Love”, ese toque tan The Cramps que tiene “Hoamm” o la oscura contundencia de “La feria animal”, con un Javier Hernández volviendo a demostrar por qué es uno de los baterías más a reivindicar de su generación. De quien no pudimos disfrutar fue del guitarrista Juan Carlos Rodríguez, reemplazado por el siempre solvente Jordi Sapena (La Habitación Roja) a las seis cuerdas y los teclados.

Chucho

Poco a poco fueron llegando más gemas de su carrera, como la siempre emocionante “Un ángel turbio”, las celebradas “Abre todas las ventanas” y “La mente del monstruo”, una retorcida “Flores sobre el estiércol”, la declaración de amor de “Revolución” o el space rock de “El detonador EMX-3”, cerrando con una de esas composiciones cuya letra ha ganado más vigencia de la que nunca tuvo, “Magic”.

El Chucho más amable nos recordó en el bis que cuando afila el colmillo lo afila de verdad, lanzándose a la yugular para enlazar una sucia y acelerada “Perruzo”, con “Inés Groizard”, tormenta sónica entre alaridos y distorsiones, que si hace año y medio nos hacía presagiar el fin del mundo amordazados en nuestras sillas de plástico, ahora nos sacudió y ayudó a elevarnos hasta el espacio intraexterior.

 

Un comentario en «Chucho (Inverfest, Sala El Sol) Madrid 24/03/22»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien