Entrevistamos a Rufus T. Firefly, por ‘El Largo Mañana’

El Largo Mañana es el nuevo trabajo que todos esperábamos de Rufus T. Firefly. Uno de los mejores discos del pasado 2021. Un álbum en el que mantienen la esencia del rock psicodélico a la que nos tienen acostumbrados, mezclándolo todo ello con capas sonoras muy ligadas al soul y R & B de la década de los 60 y 70.

Desde Muzikalia, hacemos un repaso con Víctor Cabezuelo sobre la evolución del conjunto de Aranjuez, los ingredientes de este nuevo disco y la importancia de la música desde una visión social y comunitaria.

Pasar de 0 a 100 en dos años es toda una locura. Nos afectó mucho vitalmente, también nuestra forma de ver la música”

Es todo placer hablar contigo Víctor. Antes de desengranar vuestro nuevo trabajo, me gustaría empezar por los inicios de Rufus T. Firefly. ¿ Cómo se formó este conjunto allá por el 2006?

Empezamos de una manera muy orgánica. Típica historia de cuatro amigos que se juntan para tocar y hacer música. Al principio, no sabíamos muy bien por donde ir y tampoco teníamos mucha idea de tocar, pero así empezó.

Poco a poco, hemos ido creciendo y cambiando mucho a lo largo de los años, hasta llegar a donde estamos ahora. Muchos nos conocíamos incluso antes del instituto, yo a Charli (guitarrista) le conozco desde los cinco años. Somos una familia.

Dieciséis años de trayectoria y ocho discos avalan vuestro trabajo. A lo largo de los años observamos que hay una evolución tanto estilística como sonora, incluso podríamos decir que ha habido varios grupos dentro de Rufus T. Firefly.

Sí, yo lo veo así. Hemos pasado por ser muchos grupos diferentes. Mantenemos el mismo nombre y una misma esencia, pero cada disco lo planteamos como una historia diferente en casi todos los niveles. Yo creo que nos aburrimos un poco de nosotros mismos y tenemos que inventarnos la manera de ser otra banda cada vez que empezamos un proyecto. Quieras o no esto influye en el sonido final del disco y en el camino que tomas cuando lo vas grabando. Es una manera de trabajar que nos gusta mucho porque nos sentimos muy vivos, musicalmente, todo el rato.

 

Uno de los elementos clave dentro de la evolución del grupo fue la incorporación de Manuel Cabezalí como productor.

Lo cambió todo por completo, no seríamos la banda que somos ahora si no hubiéramos conocido a Manu, eso está clarísimo. En aquella época nos gustaban mucho las guitarras pesadas y duras. Cuando le conocimos nos ayudó a llegar al sonido de hoy en día, Nos empezó a interesar mucho también la producción y comenzamos a encontrar nuestro sitio en la música. Todo esto fue gracias a Manu, nos encanta que todavía siga dentro de esta ecuación.

Los productores son figuras esenciales dentro de la música. No solo son capaces de cambiar y mejorar a un grupo, en ocasiones, son los encargados de crear un sonido específico o una escena musical. ¿Crees que muchas veces se les valora poco?

Su figura es fundamental, es una persona que se encarga de dejar su sello y su forma de ver la música en muchos discos. Al final, todo eso queda plasmado, creando un sonido y de alguna manera un lenguaje. Es una labor súper importante, principalmente cuando estás empezando o te encuentras un poco perdido en el proceso de creación.

Una visión objetiva y externa es algo necesario. En ocasiones, cuando estás haciendo canciones o estás muy metido en tu historia no eres capaz de ver lo que hay detrás, te obsesionas con partes de canciones o con estribillos sin darte cuenta de que puedes entorpecer la canción. En ese sentido siempre viene bien alguien externo en quien confíes y te diga: esto sobra, esto falta o es genial así. A veces, tiene que llegar alguien y poner orden.

Además de ser cantante y compositor también eres productor. Todo esto te toca de primera mano. ¿Cómo iniciaste este camino?

Sí, también me dedico a la producción. Fue cuando conocí a Manuel Cabezalí. A partir del 2011 me fue interesando cada vez más este mundo. Estuve aprendiendo, estudiando, probando y fallando. Es un mundo que me gusta muchísimo, principalmente cuando estoy con bandas jóvenes. Es bueno explicar muchas cosas que a esa edad no sabes muy bien, intentar guiar o dar luz a sus dudas es algo super bonito. Me siento súper agradecido de que confíen en mí y pueda trabajar como productor haciendo un disco.

Otro de los elementos clave de vuestra trayectoria fue la repercusión de vuestros álbumes Magnolia (2017) y Loto ( 2018). Ahí cambió todo completamente. ¿ Cómo vivisteis estos años?

Sí, se nos fue un poco de las manos (risas). No nos lo esperábamos para nada. Nosotros pensábamos que íbamos a sacar el disco y tocaríamos 10 veces al año como solíamos hacer. En la gira de Mar de Loto llegamos a realizar unos 250 conciertos. ¡Toda una locura!

Estos discos cambiaron todo, fueron la clave para que pudiéramos seguir haciendo música.

 

250 actuaciones es una barbaridad. ¿Cómo se puede mantener ese ritmo y conciliarlas con una vida personal?

No se puede, es imposible. Petamos un poco. Pasar de 0 a 100 en dos años es toda una locura. Nos afectó mucho vitalmente, también nuestra forma de ver la música. Esta experiencia ha moldeado la creación de El Largo Mañana, queríamos tomárnoslo todo con más calma, sabiendo que cosas queremos hacer y otras que no queremos volver a repetir. Todo lo que hemos pasado con esos discos se refleja en este.

Justo esta situación la comenté con el grupo de soul The Excitements. El año que más conciertos hicieron fue más de 100, que ya es una barbaridad. Al final, si uno no tiene tiempo para sí mismo tampoco lo tiene ni para pensar ni para descansar y esto acaba afectando a tu persona y a tu música.

Totalmente de acuerdo,  a nivel vital y de relaciones personales también es muy jodido. Hay que saber entender muy bien esta vida, tienes que estar con alguien que sepa y comprenda que todo esto es importante y complicado.

Tienes razón, para hacer discos tienes que vivir cosas, si tu vida se resume solamente en girar tu próximo disco que hagas solo va a hablar de eso. Debes tener experiencias vitales más allá de la música. Es difícil, por eso creo que se tarda tanto en hacer discos que aporten algo y tengan elementos interesantes.

Crear un álbum supone un esfuerzo muy importante en muchos aspectos. Considero que vivimos en un mundo de consumo rápido e inmediato, no dejamos reposar prácticamente nada. Para poner en valor vuestro trabajo, este disco salió antes en formato físico que en un medio digital. Además, todos los conciertos que habéis realizado a lo largo del 2021 servían como presentación de las canciones de este disco.

Es una respuesta a este modelo, no conectamos con esa manera de ver la música tan inmediata, no todo tiene que ser impactante todo el rato, no todo tiene que ser una montaña rusa de emociones, no todo tiene que ser ahora y ya.

Hemos crecido musicalmente de forma diferente y vemos la música de otro modo. Con este proyecto queremos defender nuestra forma de ver la música. Algo más ligado a la artesanía, a la calma, a disfrutar del sonido y de las partes instrumentales. Algo que te puede acompañar todo el rato, que lo puedas escuchar ahora o dentro de diez años y que te siga pareciendo agradable. Los grandes discos tienen la capacidad de perdurar en el tiempo.

What’s going on de Marvin Gaye es uno de esos discos. Además, este álbum ha sido una de las piedras fundamentales en las que se ha asentado el sonido de El Largo Mañana. ¿Cómo redescubriste a este artista?, ¿cómo redescubriste ese sonido?

Yo ya lo había escuchado muchas veces, pero en un momento determinado del 2018 llegó de nuevo a mi vida de una manera diferente, ahí saltó la chispa. Me abrió un universo nuevo, solo quería tocar de esa manera, solo quería hacer canciones de esa manera.

Todo tiene su momento, creo que nunca hay que decir esa música no me gusta o ese disco me parece malo porque lo mismo con el tiempo te puede sorprender. Creo que esas cosas no las eliges tú, solamente pasan. Yo soy una persona muy abierta musicalmente, creo que los prejuicios y las barreras musicales solo te limitan.

En los últimos años estamos observando una vuelta del soul/ r & b en las tendencias musicales a nivel internacional. Un ejemplo lo tenemos con Silk Sonic, el nuevo grupo de Bruno Mars y Anderson .Paak. ¿ Por qué crees que se está produciendo este giro?

En mi opinión creo que este sonido se echaba de menos. Considero que abrir nuevas vías musicales siempre es genial, pero de vez en cuando está guay volver a casa, volver a conectar con lo que eres. Llevamos una racha de intentar experimentar todo el rato con todo, constantemente. Es bonito que los artistas vuelvan de vez en cuando a su raíz para reencontrarse.

Esta revuelta no solo ocurre a nivel internacional, también lo vemos en el panorama musical español. Artistas muy jóvenes y con bastante potencial están acudiendo a los clásicos como una forma de buscar su sonido. Sen Senra, por ejemplo, en su canción con Julieta Venegas titulada “De Ti”, literalmente dice: «Nunca lo imaginé, sonando Marvin Gaye/ Tu ropa se cayó en una ejecución perfecta». Las referencias son directas.

De alguna manera hemos crecido con este tipo de música, siempre ha estado ahí. Al final, nos recuerda a algo muy nuestro, y eso que no somos estadounidenses. Todo esto no viene tanto por la identidad sino por lo que te ha ido emocionando según has ido creciendo. Artistas como Marvin nos han ido formando como personas.

 

El Largo Mañana es un disco que mantiene reminiscencias de vuestros anteriores trabajos, pero a la vez es capaz de generar nuevas texturas sonoras más ligadas al soul. Gran culpa la tienen los dos nuevos fichajes de Rufus T. Firtefly, Juan (Club del Río) y Marta ( The Low Flying Attack). ¿Cómo entraron en el grupo?, ¿cómo ha sido su influencia en este disco?

Es increíble contar con ellos, han sido fundamentales en el resultado final. A Juan le hemos obligado que todo esté lleno de congas (risas) y a Marta que cante todo lo posible. Cada vez que ella canta, yo canto mejor. Marta tiene la capacidad de embellecer todo. Mola un montón grabar con ellos, han hecho un disco mejor estando en él. Son gente talentosa y me siento afortunado de estar en la misma escena con grupos así, me da mucha envidia lo bien que lo hacen todo. Me gusta ver cómo evolucionan en su camino y cómo se fijan en grupos como nosotros.

Es necesario que en la escena diferentes grupos tengamos ese tipo de comunicación y esa visión de ir retroalimentándonos los unos a los otros.

Antiguamente, mediante plataformas como MySpace, esa relación era mucho más amplia. Con los años se ha ido individualizando un poco todo. También es cierto, y no sé si es mi impresión, pero veo que a partir de la pandemia las relaciones entre los grupos están aumentando de nuevo.

Yo diría que sí. Aun así, también veo que se centra todo en pequeñas comunidades. Eso sí, hay un mayor interés, pero siempre dentro de los mismos estilos. Creo que se debería abrir más, es necesario que se eliminen ciertos prejuicios y se intente hacer música más alejada de los tópicos.

Dentro de la gran variedad que hay en cuanto a sonidos hay algunos que estandarizan un poco todo. Me gustaría que todo fuera más abierto, aún así, me gusta como muchos nuevos grupos están en continua comunicación entre ellos.

Es cierto que yo en algún momento he pensado que cada uno hacía la guerra por su cuenta, pero así no se avanza. He llegado a sentir muchas envidias en el ambiente, no hacia nosotros, pero si en conversaciones de algunos músicos refiriéndose a otros. Esto es una tontería, lo que es importante es que estemos más unidos.

Una comunidad con mayor unión entre los grupos la encontramos en un género tan criticado como el reggaetón/ urban music. Que lo hacen por dinero o visitas, seguramente. Aun así, con la fórmula del remix se apoyan bastante entre ellos.

Totalmente, es uno de los ejemplos de que muchas veces tenemos demasiados prejuicios y no nos damos cuenta de las cosas que hacen bien en otros sitios. Lo que hace el reggaetón a nivel mundial es algo increíble. Siempre nos obsesionamos con lo mismo: que si no tienen calidad musical, que si sus letras son machistas …. pues habrá de todo. Lo cierto es que su música es un reflejo del lenguaje de esta sociedad, nos guste o no, y eso conecta con la gente.

Y en cuanto a lo de la comunidad pues es cierto, y en algunos casos envidiable. Ojalá todos los estilos tuviéramos la camaderería que ellos tienen.

Ha sido todo un placer hablar contigo Víctor. Por último, ¿qué significa la música para ti?

Uff, es muy difícil. La música la veo como mi medio de vida en todos los sentidos, es mi motivación y lo que me da esperanza para seguir adelante. Para que te hagas una idea, durante estos años de pandemia mi esperanza era hacer canciones y que la gente las pudiera escuchar. A nivel personal necesitaba eso para seguir adelante.

La música es una motivación para levantarme cada día e ilusionarme. Es algo muy bonito y es lo que quiero transmitir en estos últimos discos, ese sentimiento de agradecimiento por haber encontrado algo a lo que dedicar la vida. Ojalá ese mensaje llegue a la gente que escuche nuestras canciones.

Escucha ‘El Largo Mañana’ de Rufus T. Firefly

 

 

 

2 comentarios en «Entrevistamos a Rufus T. Firefly, por ‘El Largo Mañana’»

  • el 3 febrero, 2022 a las 10:58 am
    Enlace permanente

    interesante la entrevista. victor es un tipo con talento y sobre todo, honesto

    se merecen todo lo bien que les vaya

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien