Este viernes se estrena Boi, con BSO de El Guincho y Pau Riutort

Este viernes 29 de marzo se estrena en cines la película Boi, dirigida por el debutante Jorge M. Fontana y producida por Aquí y Allí Films, productora independiente que cuenta en su haber con diversos títulos de culto como Magical Girl de Carlos Vermut (Concha de Oro y Plata en el Festival de San Sebastián), Hablar de Joaquín Oristrell (Premio del público en el Festival de Málaga), Las Furias de Miguel del Arco y La vida y nada más de Antonio Méndez Esparza (ganadora del Premio John Cassavetes en Film Independent Spirit Awards 2018). Boi está protagonizada por Bernat Quintana (“El cor de la ciutat”, “Barcelona Ciutat Neutral”) y Miranda Gas (“Verónica”, “Vivir es fácil con los ojos cerrados”).

La Banda Sonora Original de Boi ha sido producida en su mayoría por El Guincho con la colaboración de Pau Riutort. Cuenta además con un tema original de Mark Cunningham, músico de New Jersey que formó parte de la nueva ola neoyorquina de finales de los 70 con su grupo, los seminales Mars, al que tuvimos la ocasión de entrevistar hace algunos meses. La banda sonora incluye también una pieza original del enigmático artista Gracias Miami, un corte latino y urbano producido por Fake Guido y El Guincho llamado “BCN runs Miami” que es el tema principal de la película.

Esto es lo que cuenta El Guincho sobre la banda sonora de Boi:

“El primer enfoque que tuvimos (junto a Pau Riutort, co-compositor) fue el de plantear la banda sonora a base de leitmotivs permanentes. Para conseguir meternos más en la película y en la mente del protagonista. Creamos entonces pequeñas melodías que pudieran identificarse rápidamente con la relación que tiene Boi con los diferentes personajes. Ya fueran Michael y Gordon. O con sus propios demonios. Y la idea, al mismo tiempo, era ir rompiendo esos leitmotivs a medida que la historia avanzara. Que la música madurara con el crecimiento de Boi. Cambiando la instrumentación, la producción, el tempo, etc.

Algunas de las referencias musicales que había hablado con Jorge y que compartíamos eran la banda sonora de Akira, la obra de Philip Glass y alguna pieza instrumental muy concreta de The Beach Boys. Y por mi parte tenía muy presente las películas de Dario Argento y las bandas sonoras de Goblin.  

La banda sonora de BOI es minimal, con rasgos claros. Con arpegiadores y muchas capas de sintetizadores para calar en la cabeza del protagonista. Y algo que le interesaba a Jorge, con el objetivo de acercarnos al carácter del protagonista, es que tuviera elementos orgánicos. Y la velocidad de la película me llevaba a utilizar palmas, congas, shakers, sonidos de cuerpo, Steel drums, etc. Con mezcla de tempos de música africana, tribal, tres contra dos, también tempos de 6 por 8″.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.