Panda Bear – Buoys (Domino/Music As Usual)

Mi relación con la música de Noah Lennox (Panda Bear) es un poco problemática. A veces siento la necesidad de escuchar sus letanías sinfónicas, y me dejo llevar dulcemente por sus laberínticos e intrincados rincones. Su mejor álbum, Person Pitch, acreditaba su habilidad para mezclar las armonías vocales de Beach Boys, los viajes lisérgicos de trazo grandilocuente, al dream pop, y hasta trance de en cinemascope. También conseguía aburrirme soberanamente, así que, como verán, es una relación peligrosa.

Al afrontar su sexto álbum, este Buoys (Domino, 2019), el ahora residente en Lisboa, me dejó sorprendido al empezar a escucharlo por la preciosa gema que abre el disco, “Dolphin” en el que una base acuosa y el uso del Auto-Tune hace que abra una senda para llegar a los confines de la expresividad y romanticismo del gran Arthur Russell. Esta misma mezcla polirítmica de sonidos, acústicos y electrónicos entrelazados, continua con la siguiente, “Crancked”, que junto a “Token” encierran una peculiar trilogía con los Beach Boys de fondo y un Panda Bear en tono confesional en lo lírico. Es agradable de escuchar, pero a la tercera escucha acaba por parecerme una ecuación ya de fácil resolución.

El suave acento acústico, volátil y sinuoso a la vez, esculpe “i Know I Don’t Know” y suena a que estas escuchando la misma canción en diferentes variaciones. La cosa vuelve a tomar enjundia con otro precioso tema, “Master”, que seguro que firmaría Peter Kember por esa burbujeante psicodelia que recuerda a Spacemen 3.

Lo mejor del lote es “Inner Monologue” una letanía folkie, con sección de cuerda, aires lisérgicos, bases drone, y un Noah Lennox autotuneado. Un disco disfrutable, pero sin abusar de la dosis.

Escucha Panda Bear – Buoys

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.