Entrevistamos a Los Planetas por ‘Las Canciones del Agua’

Los Planetas han publicado recientemente su décimo trabajo de estudio, Las Canciones del Agua (El Ejército Rojo), con el que han conseguido un nuevo hito en su carrera, convertirlo en nº1 en ventas de la lista española que elabora Promusicae.

Nos juntamos con J y Florent para hablar de este nuevo álbum, cuyas canciones empezamos a conocer hacer más de un año, fueron llegando a través de distintos singles y finalmente, se reunieron en el disco. Repasamos sus tres décadas siendo uno de los referentes de la música independiente en nuestro país y ahondamos en el tono político y comprometido cada vez más presente en su discurso.

«Nuestra posición política nos ha cerrado puertas constantemente»

Han pasado 30 años desde que arrancó la aventura de Los Planetas, ¿cómo lo veis en perspectiva?

J: Teníamos esperanzas de que nuestra carrera durara lo máximo posible. Nuestra intención fundamentalmente era dedicarnos a la música y afortunadamente así ha podido ser.

Florent: La verdad que éramos ambiciosos, por decirlo de alguna manera. Mantenernos ahí haciendo lo que nos gusta hacer, componer, grabar y tocar en directo.

La industria ha evolucionado notablemente en todo este tiempo. Por no hablar de aquello que por entonces nacía, “el indie”, que ya es un género en sí mismo.

J: Lo que en principio solo era una forma alternativa de organizar la distribución de música de una forma muy amateur, con el tiempo se ha convertido en una estructura que ha crecido enormemente y se ha solidificado gracias a festivales como Benicàssim, Primavera Sound… y la gran profesionalización de la escena musical, que en un momento dado ha superado a la escena mainstream en número de entradas vendidas y público que va a los conciertos. Esto ha hecho que el indie se haya ido convirtiendo en una especie de género musical, de música hecha con guitarras básicamente. Ha crecido tanto, que la propia estructura ha necesitado de artistas más mayoritarios para satisfacer la demanda que había creado.

Con el tiempo también parece que hay una apertura de miras y de prejuicios por parte de público y bandas, los nuevos grupos ya no solo quieren sonar a Pixies, Sonic Youth o The Jesus & Mary Chain, como entonces.

J: Lo que pasa es que en esa estructura alternativa de la que estamos hablando, en un principio esos eran los referentes, los mismos que crearon esa estructura en Gran Bretaña y EEUU. De ahí salen sellos, salas de conciertos y demás. Para estar dentro de esa movida entonces, necesitabas tener una afinidad y una sensibilidad parecida a la de los artistas que mencionas. Son sensibilidades diferentes, pero se compartían ciertas cosas. Una vanguardia que partió de ahí. Ese oyente medio que “escucha de todo” también existía antes. Luego está el oyente especializado, músicos, artistas, periodistas, gente de la industria… que se sintieron atraídos por esa nueva forma de entender la música.

Florent: También es cierto que el público de ahora no tiene tantos prejuicios como antes, que éramos más dogmáticos. O estás o no estás. Hay gente a la que puede gustarle de Los Planetas a C. Tangana, pasando por el flamenco, el hip hop o cualquier otra corriente musical. Es algo digno de estudio sociológico, ver cómo el público ha evolucionado y ahora devora un contenido tan amplio.

 

En tres décadas os habéis convertido en un grupo popular.

J: Sí, porque nosotros aparte de tener un pie en la que fue esa industria alternativa naciente, teníamos otro pie en la industria profesional ya establecida. Tuvimos la posibilidad de alcanzar un mayor número de seguidores. Y sabemos que nuestros seguidores no solo son especializados. Hay gente a la que le pueden gustar Los Planetas y también Amaral o El Último de la Fila y luego hay otro tipo de público que sabe distinguir muy bien entre la música comercial, de música con intenciones políticas como la nuestra.

Florent: Cualquier propuesta que se hace popular tiende a abarcar todos los públicos, claro. Para nosotros es interesante que nuestro mensaje llegue al máximo número de personas.

Lo que está claro es que sois de las bandas responsables en abrir la puerta a exitosas propuestas que tenemos hoy en día. “Padres putativos” del nuevo indie (risas).

J: En todo caso hermanos de los que arrancaron con nosotros. Muchos de vosotros estabais ahí cuando empezó todo eso, mucha gente colaboró en la creación de una escena.

Florent: Sí, en el momento de emerger, Los Planetas pusieron su granito como el todo el que pasó por allí, desde las bandas al que escribía en un fanzine, la radio o cualquier medio. Se hicieron esos cimientos que perduran hoy en día.

¿Habéis pensado algo para celebrar estos 30 años en la música?

J: Se cumplen ahora esos 30 años desde que empezamos a grabar nuestras primeras canciones, esa maqueta que empezó a sonar en Radio 3. Fue el comienzo de todo para nosotros, tuvo un alcance considerable, pero la verdad no tenemos pensado de momento hacer ninguna celebración. No están tampoco las cosas para celebrar.

Florent: Para celebrar ilegalmente, a lo mejor, cabe la posibilidad… (risas).

 

‘Las Canciones del Agua’. Empezamos a conocerlas en 2020, anunciáis después que irán llegando una serie de singles sin fecha concreta… pero al final se convierte en un disco.

J: Íbamos grabando canciones y decidimos ir sacándolas como singles de manera inmediata. Eran temas que se ajustaban a los tiempos que estábamos viviendo, a la actualidad y el momento histórico y queríamos que reflejaran esa inmediatez. Cuando dimos forma a “El Manantial” vimos que no tenía cabida en ese formato y que incluyéndola en un álbum daba sentido a todo lo que había ido saliendo. Era una buena apertura para explicar ese torrente, ese manantial de la música granadina, y cómo se observa desde aquí el resto del mundo. Las primeras tiradas de los singles se agotaron enseguida y era otra forma de que la gente pudiera conseguir esas canciones en vinilo o en CD, lo que al final nos animó a recopilarlas juntas en un álbum.

En vuestro caso aparte, el formato físico tiene el valor añadido de esas portadas diseñadas por Javier Aramburu.

Florent: Ha sido una suerte poder volver a contar con la genialidad y el trabajo de Javier. Sus portadas le dan un empaque y un sentido a todo este proyecto y a la idea que hay en el disco. Estamos muy contentos de seguir disfrutando de su trabajo.

«No tenemos pensado de momento hacer ninguna celebración por nuestros 30 años de carrera. No están tampoco las cosas para celebrar»

El disco funciona, porque a pesar de estar hecho con canciones de distintas etapas y formatos, aglutina muy bien todas las caras del “sonido de Los Planetas”. Una visión global de lo que lo que fuisteis, de lo que sois y a lo mejor, de lo que seréis.

J: Seguro que aglutina todo eso, sí. Esas canciones que fuimos sacando en singles son más urgentes, grabadas en un formato más de rock, más sencillo para nosotros porque lo tenemos asimilado y las grabamos de forma ágil. Estas pueden remitir a Los Planetas de otra época, cuando grabábamos en otros estudios de manera urgente. Ahora que tenemos nuestro propio estudio nos pensamos más las cosas y aprovechamos para hacerlas con más tiempo.

Y nuestra música de siempre es así, abarca muchos estilos, muchas cosas para no repetir siempre la misma fórmula, para no repetir los mismos caminos.

Florent: Siempre nos ha llamado la atención buscar nuevas sonoridades, dar una nueva visión a la música de Los Planetas a través de otros artistas. Nos gusta investigar para ver hasta dónde podemos llegar, como músicos estamos en constante evolución y conocimiento.

 

El Manantial” tiene las sonoridades que planteasteis en vuestros recientes “Conciertos Esenciales” que disteis ambos junto al piano de David Montañés. ¿Cómo surgió la canción?

J: Sí, durante los ensayos de esos conciertos envié a David una maqueta de la canción con un arreglo de cuerda, para que creara unos menos amateurs que los que yo planteaba y para que los adaptara para hacerlos con un cuarteto de cuerda o algo así. Pero como empezamos a ensayar a piano, la incluimos en esos ensayos y desde la primera vez que la tocamos, vimos que funcionaba de forma muy fluida. Cada vez que teníamos un ensayo, aprovechábamos para darle una vuelta, puliéndola y llegamos incluso a pensar en tocarla en alguno de estos conciertos, pero preferimos guardarla. Puedes tocarla una primera vez, que no salga bien y el público se lleva una impresión que no debería…

¿Consideramos a David Montañes un miembro más de Los Planetas?

Florent: Sí, lo es.

J: Es un músico excepcional. No solo es un pianista increíble, sino que es un gran arreglista, compositor e intérprete. Ya lleva mucho tiempo colaborando con nosotros. Empezó haciendo los arreglos para el concierto sinfónico de ‘Una Semana en el Motor de un Autobús’. También estuvo en la gira que hicimos del disco junto a un cuarteto de cuerda y él al piano. Luego ya sabes, en la pandemia por necesidades logísticas hicimos ese formato de los «Conciertos Esenciales”.

Florent: Al estar confinados y con tantas restricciones no podíamos hacer gran cosa. Mientras siga esto así, seguiremos haciendo algún concierto más en ese formato.

Esos conciertos funcionan muy bien, una nueva visión interesante.

Florent: Intentamos jugar con elementos más tradicionales como el piano, que aparece ahora en canciones como “El Manantial”, esa mirada lorquiana que abre el disco, donde veis que tiene mucho peso. Nos gusta la percusión del piano y la sonoridad que genera, que unida a mi guitarra y a la de J, crea un sonido Planetas que siempre tiene que estar ahí. Si estamos nosotros, tenemos que sonar así, igual que si J canta, sonará a Los Planetas porque él canta así. La idea es ser reconocibles siempre, independientemente del formato en el que sonemos y del que esté en el escenario en ese momento, ya sea David, El Niño de Elche, Edu o quien sea. Ese acoplamiento si funciona, vamos a tope con él.

Lo decía en la reseña del álbum, “La Morralla” versión de Carlos Cano, está cerca del sonido de Grupo de Expertos Solynieve.

Florent: Aparte de que J forma parte de ellos, ambos venimos de la misma ciudad y bebemos de la misma fuente. Tenemos las mismas raíces.

J: En esa canción aparte, no toca Eric, ni toca Banin. La canción la grabé con Miguel López a quien consideramos también de Los Planetas de toda la vida y también colaboran Mafo y Jaime Beltrán de Pájaro Jack, que también han trabajado mucho con nosotros y de ahí que tenga un sonido distinto, porque son músicos diferentes.

 

J, decías antes que hacéis “música con intenciones políticas”. Algo muy presente desde el disco anterior, en Fuerza Nueva y ahora también en ‘Las Canciones del Agua’. ¿Cuándo decidís convertiros en una banda con ese compromiso?

J: Siempre lo hemos sido. Estamos comprometidos con la creación de una estructura alternativa de difusión cultural y una vez que esa estructura se ha hecho masiva y tiene una relevancia muy grande, creo que nos corresponde el papel como artistas de intentar darle sentido y fin. Distribuir a través de ella contenidos culturales críticos con lo dominante. Ahora que somos más mayoritarios, se ha hecho más explícita y queremos llegar a más gente. Nuestra música era política desde el principio. Política y social. Eso involucra a muchas personas que hemos estado trabajando en un mismo sentido. Darle importancia al hecho artístico por encima del hecho económico, una acción social que tenga repercusión.

Hemos tenido una participación activa y relevante durante un periodo de tiempo y una vez que esa estructura está consolidada, debemos pensar hacia dónde llevarla para seguir luchando por los derechos humanos básicos y las libertades que ha costado tanto tiempo conseguir. Que el dinero que genera la clase productiva se lo queden ellos y no vaya a parar a manos que especulan con él para manipular a la población y desinformarles.

¿Falta compromiso político por parte de los músicos de nuestra escena?

J: Creo que nuestra escena al hacerse cada vez más mayoritaria, ha ido absorbiendo elementos de escenas anteriores y de organizaciones económicas puramente capitalistas, que han desvirtuado la idea original. Se ha terminado perdiendo intensidad.

Tenemos cierta responsabilidad, sobre todo la gente que lleva ahí desde el principio y que sabe de dónde viene todo esto, para intentar dirigir el movimiento hacia sitios que nos favorezcan a todos, sobre todo a quienes estamos trabajando en la cultura, que deberíamos retener el dinero que se genera. No que vaya hacia grandes plataformas que no sabemos qué están haciendo con él.

Este compromiso y estas intenciones supongo que os habrán cerrado puertas para que vuestra música pudiera llegar a ciertos sitios.

J: Nuestra posición política nos ha cerrado puertas constantemente. No hemos tenido acceso a medios de distribución masiva como la televisión porque nuestra idea no tenía cabida. Hemos sido un grupo ciertamente minoritario comparado con cualquiera de los grupos de las súper estructuras que había antes en multinacionales y demás. También estuvimos nosotros en una multinacional, pero no teníamos acceso a los medios ni a las campañas de promoción que tenían otros artistas cuando estábamos en Sony o en BMG. Artistas más complacientes con el discurso que querían transmitir estas compañías, básicamente de música de consumo, productos que generen un beneficio rápido para esos músicos. Nosotros no participamos de eso y eso nos ha cerrado puertas, claro.

Florent: Sí, eran artistas más dóciles. Nosotros hemos sido algo “más rebeldes” en ese sentido.

 

Pero con todo el sentido del mundo.

J: Pues sí, porque con el tiempo se demuestra que es importante aportar algo con valor artístico en lugar de no hacerlo. Porque al final lo otro se olvida y esto termina perdurando. Y mira, aquí seguimos todavía, en una posición que no habíamos tenido nunca. Antes de la pandemia congregamos a más público que nunca, eso es lo importante (NdA: la entrevista se celebró poco antes de que supiéramos que Las canciones del agua sería nº1 en ventas).

Florent: El artista tiene que tener una visión crítica de lo que le sucede tanto interiormente como exteriormente. Ser libre para tomar decisiones y ver dónde enfocar su obra. Tampoco tiene que ser 100% política, hay otros terrenos más personales, distintos universos donde también Los Planetas ha aportado un discurso que pensamos es interesante. Sobre las relaciones personales y otro tipo de temáticas. Cada artista debe hacer que su obra evolucione.

J: Las canciones de Los Planetas antes eran igual de políticas que ahora o más. Hacían mención a relaciones personales desde un punto de vista político diferente, no sé, sobre la imposibilidad del amor en un modelo capitalista. El desamor, la ruptura, los sentimientos… visto desde un modelo económico que no lo permitía.

«Estamos comprometidos con la creación de una estructura alternativa de difusión cultural cada vez más masiva y nos corresponde darle un sentido y un fin»

Ese compromiso parece ahora más necesario que nunca, con el auge de la extrema derecha, la crispación, el pisoteo de ciertos derechos…

Florent: Hay por todos lados, hay mucho extremo a derecha y a izquierda y al final, ambos son “podadores”. Empiezan a podar por todas partes…

J: ¡PODEMOS! (risas)

Florent: Me refiero a podar como los jardineros, joder (risas).

J: Al final es eso, las clases dominantes se encargan de polarizar la opinión de la gente. Tienen un algoritmo que les facilita el trabajo de forma brutal para enfrentar a unos con otros. Lo que es demencial es que estas herramientas estén en manos de particulares y las usen para provocar violencia y enfrentamiento y que nadie haga nada al respecto. ¿Por qué todos esos datos tienen que ser de Mark Zuckerberg? ¿A quién se los ha comprado? ¿Cómo puede usarlos a su antojo? Y sobre todo, ¿por qué se usan de una forma tan perversa?

Y a esto le sumas la pandemia, que nos ha dejado tocados de la cabeza. Bueno, nos sigue dejando, que no se acaba nunca esto.

J: No se acaba.

Florent: Nosotros hemos tenido: pandemia, terremotos, fuego, crisis… solo falta que caiga un meteorito aquí en Granada, ¿sabes? A nivel mundial pues igual. Son tiempos apocalípticos, bastante oscuros y bastante jodidos. Pero es lo que hay y tenemos que aguantarlo. Los más fuertes aguantarán mejor, los más ricos mucho mejor y sálvese quien pueda. Esa es la cultura que predomina hoy en día.

Escucha ‘Las Canciones del Agua’ de Los Planetas

Foto Los Planetas: Ginebra Siddal

4 comentarios en «Entrevistamos a Los Planetas por ‘Las Canciones del Agua’»

  • el 8 febrero, 2022 a las 9:36 am
    Enlace permanente

    Muy buena entrevista. Se les nota relajados y como siempre, muy certeros. Muy grandes

    Respuesta
  • el 8 febrero, 2022 a las 9:43 am
    Enlace permanente

    Muy necesarios y muy acertados. Nadie les puede negar la honestidad y el ser como son, por muchas críticas que tengan, como bien dice Jota, ahí siguen después de tanto tiempo y eso es por algo. Me ha gustado mucho la entrevista

    Respuesta
  • el 9 febrero, 2022 a las 11:16 pm
    Enlace permanente

    ¡Qué guapos que están! Me alegra veros así de bien después de los virus que nos atacan y acechan como depredadores mortales que no vemos a simple vista.
    Quizás vaya a oíros porqué lo que he oído en la web con el móvil no es como sabéis en directo y es dónde podría apreciar a mi juicio si habéis dejado atrás un movimiento musical como es el pop-rock o pop-clásico y habéis comenzado otro como es el pop-banda sonora. Sino pues lo que me digáis en las entrevistas «indie» o «indiepop». N.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien