The Cure – Bestival Live 2011 ([PIAS] Spain)

Hace algunas semanas Bono, vocalista de U2 se lamentaba de lo intrascendente que había sido su banda las dos últimas décadas a propósito de la reedición de Achtung Baby (1991). En el caso de The Cure pasa algo parecido si nos atenemos a su discografía, que desde la publicación de Wish (1992) apenas han brillado con la trascendencia que les exigimos, si acaso en Bloodflowers (2000), indiscutiblemente lo mejor que han hecho desde entonces, pero aún lejos de los momentos más brillantes de su carrera.

Los últimos 20 años, los de Crawley nos han dejado por el camino alguna que otra gira para el recuerdo o lanzamientos tan jugosos como Join The Dots (2004) o Trilogy (2003), donde interpretaban la trilogía formada por sus obras Pornography (1982), Disintegration (1989) y el antes mencionado Bloodflowers (2000) aún así su vigencia e influencia se mantienen inalterables.

Mientras supuestamente vuelven al estudio para preparar nuevas canciones y llega el ansiado Reflections, que recopila sus directos del pasado año rescatando sus tres primeros discos (sí, otra nueva manera de saciar a sus más nostálgicos fans, que somos muchos) ve la luz Bestival Live 2011, CD doble que recoge íntegramente el concierto que tuvo lugar el pasado 10 de septiembre en el festival del mismo nombre. Álbum cuyos beneficios irán destinados al Isle of Wight Youth Trust, institución dedicada a la reinserción de jóvenes con problemas, que supone el primer directo editado de la banda en 19 años, desde Show y Paris (1993).

Un recorrido por los 34 años de historia de The Cure en 32 canciones, donde todos sus álbumes salvo Wild Mood Swings (1996) y Bloodflowers (2000) aparecen representados, y aunque tiene ciertos destellos, a sus incondicionales sabrá a poco, ya que a pesar de lo impecable de su factura, queda lejos a lo visto estos últimos años sobre un escenario. En primer lugar por la falta de punch en algunos momentos debido al formato cuarteto en el que se presentaron tras la salida definitiva de Porl Thompson. Robert Smith es un gran guitarrista, pero sus canciones poseen unos matices que necesitan la presencia de otro guitarra a su lado. Basta escuchar “Open” para encontrarla algo descafeinada -comparadla con la versión de Show en la que aparte de Smith y Thompson sumaban una tercera guitarra en manos de Perry Bamonte, para conseguir un muro de sonido inigualable que aquí ni se intuye-. El grupo está en proceso de cambio y aparte de destacar eso sí, la vuelta de los teclados a su sonido con el regreso de Roger O´Donell, estamos seguros de que no tardarán en encontrar un quinto miembro que sumarse a sus filas.

Destacar de este Bestival Live 2011 los momentos siempre mágicos de piezas tan deslumbrantes como “Plainsong”, “Play For Today”, “A Night Like This”, “A Forest” o “Just Like Heaven” (¿y “Pictures Of You”?), la inclusión de un tema algo olvidado en su repertorio (“The Caterpillar”), la concesión al lado oscuro con “Shake Dog Shake”, “One Hundred Years”, “End”, “Disintegration” (echamos de menos “From The Edge Of The Deep Green Sea”, pero suponemos que el problema de las dos guitarras hizo que optaran por descartarla), la brillante recreación de “Let´s Go to Bed” (quizá la mejor versión recuerde de esta canción) o el apabullante final con momentos de su primera etapa (“Jumping Someone Else´s Train”, “Grinding Halt”, “10:15 Saturday Night” y “Killing Another”,¿”Another”?, sí, hasta cantando sustituyen “An Arab” por “Another”… una eufemística pena, vamos).

En definitiva, una nueva referencia de los británicos que por desgracia, no hace justicia a la magnitud de su impactante directo, ni aporta nada brillante a su últimamente no del todo satisfactoria discografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.