Las mejores canciones de la década de los 90 (3 de 5)

Seguimos en Muzikalia con nuestra lista de las mejores canciones de la década de los 90. Llegamos al ecuador de la tanda desvelando las que ocupan las posiciones de la 60 a la 41.

60. Antonio Vega – El sitio de mi recreo

 

En los 80 Antonio Vega fue el principal compositor de una de las bandas más exitosas del pop español, Nacha Pop. En los 90 desarrolló su carrera en solitario donde su estatus como compositor se afianzó como uno de los más grandes, y en su segundo trabajo Océano de Sol se encuentra esta canción que es su cumbre. “El sitio de mi recreo”, escrita en la soledad de una tarde ibicenca, es puro cristal de Bohemia, frágil y bella a partes iguales, un auténtico hito en nuestra música.

Carlos Artero

59. The Charlatans – The Only One I know

 

The Charlatans, una de las 10 formaciones británicas más portentosas de los años 90, despegaron en dicha década con un himno completamente avasallador, envolvente y con toneladas de “groove”. Dicha alhaja bebe de los benditos influjos de los años 60, con The Byrds y su tema “Everybody’s been burned” (1967) y con Deep Purple y su “Hush” (1968). En definitiva, Tim Burgess y sus muchachos fabricaron un “revival” inmejorable con “The only one I know”.

Txus Iglesias

58. The Breeders – Cannonball

 

Harta de su rol secundario en los PixiesKim Deal ideó un proyecto paralelo junto a su hermana gemela Kelley y la guitarrista de Throwing Muses Tanya Donelly. Nacían The Breeders. La publicación de su segundo álbum Last Splash representa el momento “Os vais a enterar ahora de lo que yo valgo!” con los Pixies ya finiquitados. Destaca el single “Cannonball” como uno de los temas más emblemáticos de la escena indie de principios de los noventa; con su celebrada intro de bajo (¡bendito error!) y el contraste calma/destrucción marca de la casa entre verso y estribillo. Como cantan los Dandy WarholsJust want a girl as cool as Kim Deal”.

Edu Puig

57. Weezer – Buddy Holly

 

La lanzaron en 1995. Esta divertida melodía incluida en su disco The Blue Album, hacía referencia a Buddy Holly, famoso músico que falleció prematuramente en un accidente de avión. El impacto del mismo fue gracias a su genial videoclip, grabado como si fuera un episodio de la serie de televisión ambientada en los años 50’ “Happy Days”. También ayudó que el mismo fuese grabado por Spike Jonze, of course. 

Toño Martín

56. Pet Shop Boys – Being Boring

 

“Being boring” era el tema que abría Behaviour (90), el disco más introspectivo y nostálgico de Pet Shop Boys. Una canción con un delicioso halo ensoñador que nos sumergía en una espiral de recuerdos hacia lo que fuimos, a esa vieja foto desgastada de nuestra adolescencia y primera juventud en la que todo parecía alcanzable y nosotros confiadamente invencibles. El viaje terminaba en el presente, con unas manos vacías de ese tiempo que perdimos sin darnos cuenta, como cuando despiertas de un sueño y sólo alcanzas a ver un infinito techo en blanco.

Raúl del Olmo

55. Surfin’ Bichos – Fuerte!

 

La por entonces mente enferma de Fernando Alfaro, por no decir cansada de esperar un éxito que en realidad le llegó después de dejar morir a su banda, se enredaba en imágenes bíblicas, apocalipsis emocionales y deseos carnales que solo sabía expresar en las letras de unas canciones rabiosas y absolutamente esenciales. Radiografiando un alma fracturada y haciendo de la impotencia una razón de ser, en esta canción lo dejaba claro: Había que darlo todo, eso y más.

JJ Caballero

54. Bob Dylan – Not Dark Yet

 

Con Time Out of Mind (1997) Bob Dylan protagonizó uno de los regresos más sonados de una vieja estrella del rock. A Dylan se le consideraba ya un dinosaurio más que amortizado, y nadie esperaba que a sus 55 años todavía tuviera algo que interesante que decir. Pues no solo lo tenía, sino que sacó uno de sus mejores discos. Su trabajo con Daniel Lanois en Oh Mercy (1989) le marcó el camino y, aunque se hizo el remolón con varios discos intrascendentes (bueno… nada en Dylan es intrascendente) en los 90, finalmente su última y crepuscular etapa arrancó con joyas como “Not dark yet”, una enigmática y escalofriante aceptación de la propia mortalidad.

Fidel Oltra

53. Tricky – Black Steel

 

Los primeros pasos de Tricky tras abandonar el colectivo The Wild Bunch donde militaba junto a Massive Attack, son uno de esos puntos de inflexión de la década de los 90. No solo por ser uno de los ideólogos de aquello bautizado como triphop sino por dejar álbumes tan certeros como Maxinquaye (1995). Esta “Black Steel” fue una reelaboración hipnótica del “Black Steel In The Hour Of Chaos” de Public Enemy y aquí estaba la voz de Martina Topley-Bird flotando sobre un denso bajo, percusiones, ráfagas de guitarra punk y sonidos cacofónicos variados. Aquí estaba la asombrosa creatividad de Tricky en todo su esplendor.

Amaia Prados

52. Mazzy Star – Fade Into You

 

Si algo caracterizó los 90, fue la generosa variedad de géneros presentes a lo largo de la década. Mazzy Star fueron, desde California, una de las bandas más representativas y destacadas del dream-pop, tras coger el testigo de Cocteau Twins y convertirse en alumnos aventajados. Un logro en parte materializado gracias a la increíble vocalista Hope Sandoval, quien junto al resto del grupo dejó en “Fade Into You” una pieza aparentemente sencilla, pero de inconmensurable belleza taciturna y emoción desgarradora.

Raúl Julián

51. Rage Against The Machine – Killing In The Name

 

En 1992 la banda estadounidense se estrenaba con su debut homónimo y “Killing In The Name” se publicaba como primer sencillo convirtiéndose en santo y seña del grupo y a la postre en su canción más reconocida por crítica y público. Y no es para menos ya que en la misma colisionan dos elementos básicos que la hicieron irresistible a oídos de toda una generación: el inconfundible (e imitado) estilo de Morello a la hora de atacar la guitarra y por supuesto el fraseo y carisma de Zack de la Rocha escupiendo una letra imperecedera que es un himno a la rebeldía frente al abuso y el racismo policial. Sigue vigente.

Berto Álvarez

50. Belle and Sebastian – Like Dylan In The Movies

 

Qué quieren que les diga, escuchar esto en 1997 fue un verdadero oasis. El britpop empezaba a convertirse en una caricatura a base de batallas de egos y Stuart Murdoch y compañía llegaron para recordarnos de qué iba esto del pop independiente con esta maravilla que resultó tan refrescante como vital.

Juanjo Frontera

49. Andres Calamaro – Te Quiero Igual

 

El tóxico y torrencial final de década de Andrés Calamaro dejó para la posteridad dos obras maestras indiscutibles del rock en castellano: Alta Suciedad y Honestidad Brutal son un vaivén inabarcable de estilos, un estado de ánimo siempre cambiante cuyo nexo de unión estriba en las letras del argentino, tan prolíficamente inspirado como nunca estuvo -ni estará- con la dylaniana “Te quiero igual” como ejemplo perfecto de como unir calidad y accesibilidad.

Edu Cornejo

48. Sigur Rós – Svefn-g-englar

 

Muchos de nosotros descubrimos a Sigur Rós gracias a su segundo trabajo, Ágætis byrjun (1999). La banda islandesa nos arrebataba el corazón con temas con el que lo abre, una “Svefn-g-englar” hiptónica y épica, mecida por los agudos timbres de Jonsi y esa guitarra doliente tocada con un arco de violín. La puerta de entrada a un increíble universo en el que siempre recomendaremos adentrarse.

Pablo Almendros

47. Green Day – Basket Case

 

Se han cumplido 27 años de la explosión punk californiana. Las playas, garajes y dogtown de la costa oeste de los Estados Unidos consagraron lo que se denominó como la tercera ola punk. Esto no habría sido posible sin la MTV, y por supuesto sin Green Day. Su tercer disco, Dookie (1994) fue la ola que les empujó a la fama internacional. En este álbum se encontraba “Basket Case”, el himno de los marginados, de los perdedores. Una canción que explora la ansiedad y el pánico. Un tema que como un tsunami arrasó con todo lo que se cruzó por delante.

Víctor Terrazas

46. Carlos Berlanga – Indicios De Arrepentimiento

 

Siempre echaremos de menos a Carlos. Ese dandy que tanto se embutía en chupas de cuero negro haciendo chochipop a la sombra de Alaska o bendecía la canción ligera -pero enorme- de Manuel Alejandro. Siempre atento a las modas, pero siempre con criterio personal, en Indicios (1994) logró lo que pocos consiguen en mil carreras artísticas encadenadas: una oda al pop atemporal que sigue burlándose de las embestidas del tiempo. Esta obra maestra arranca con “Indicios De Arrepentimiento” y contiene ESE verso “Con esa cara que me miras medio rara que no dice nada…” que actúa de puente a un glorioso estribillo. A tus pies.

Luis Moner

45. Elastica – Connection

De todos los retornos dorados de bandas de los 90, el de Elastica es, probablemente, uno de los más deseados. Y es que su disco de debut homónimo, incluso a pesar de la controversia de sus acusaciones de plagio, es de lo mejor que regaló el britpop: melodías perfectas, el punto justo de noise, new wave y popete y unas canciones rotundamente pegadizas.

Raquel García

44. Slowdive – When The Sun Hits

 

Souvlaki es uno de los discos imprescindibles del shoegaze, una obra (maestra) que aparte de las consabidas capas atmosféricas y su densidad envolvente a base de mucho reverb, contiene algunas de las canciones más emocionantes del género. Una de ellas es “When The Sun Hits”, esa historia de un amor que arde ante el sol, con las voces de Neil Halstead y Rachel Goswell entrelazadas acompañando a una explosión de guitarras que nos revuelve por dentro. Magia.

Manuel Pinazo

43. Los Enemigos – Desde El Jergón

 

La cosa se puso seria para Los Enemigos justo en el cambio de década. Era tan solo su tercer larga duración, pero en La vida Mata, la muerte, los pasajes bíblicos y el existencialismo sustituyen al hedonismo de barra de bar malasañera. La lírica novedosa y personal de Josele es secundada por la depuración de un rock sólido pero afilado. Desde el jergón es, sin ninguna duda, uno de los mejores réquiems dentro de todo el álbum. Es el grito de angustia de un preso en el momento de mayor desesperación, sin concesiones, implacable y asfixiante abandono.

Paco Mayoral

42. Dee-Lite – Groove Is In The Heart

 

Obra maestra del sampleado, a la peripecia de Supa DJ Dmitry y Towa Tei al corta-pega se le unió la creatividad y la explosiva personalidad de una arrolladora Lady Miss Kier para firmar el primer gran himno de la fiesta de los 90. A ritmo de funk, disco y glamour, el estribillo daba paso a un rap muy de la época, gentileza del A Tribe Called Quest Q-Tip. En la producción tuvo mucho que decir la estrella del bajo funk Bootsy Collins, que aglutinó a una nómina increíble de músicos para desplegar todos los encantos y posibilidades de este pelotazo rompepistas que a nadie dejó indiferente.

Álvaro de Benito

41. Dover – Devil Came To Me

 

No querías pasar de las tres primeras: “Devil came to me”, “Loli Jackson”, “Serenade”… Palabras como adictivo pasaban a ser muy reales con cada track de un disco imprescindible para la independencia patria. Amparo y Cristina Llanos comandaban Dover y asimilaron como pocas bandas todas las influencias made in Seattle hasta llegar a un punto original e irrepetible. Todo éxito para ellas me pareció poco.

Chema Domínguez

(Carátula Las mejores canciones de la década de los 90: Álvaro de Benito)

Disfruta de la playlist ‘Las mejores canciones de la década de los 90’

Consulta también:

Las mejores canciones de la década de los 90 (Del 100 al 81)
Las mejores canciones de la década de los 90 (Del 80 al 61)
Las mejores canciones de la década de los 90 (Del 60 al 41)
Las mejores canciones de la década de los 90 (Del 40 al 21)
Las mejores canciones de la década de los 90 (Del 20 al 01)

5 comentarios en «Las mejores canciones de la década de los 90 (3 de 5)»

  • el 2 Junio, 2021 a las 1:07 pm
    Enlace permanente

    y yo que creia que era de los 80 y resulta que la mayoria de canciones, por encima del 50 por ciento. las conozco. esta quedando una lista muy maja. gracias.

    Respuesta
  • el 2 Junio, 2021 a las 5:56 pm
    Enlace permanente

    Sinceramente esta entrega me ha parecido más floja que las anteriores, pero insisto, son gustos personales, sé lo dificil que es hacer una lista de este tipo. Destacaría “The only one I know”, “Cannonball” y “When the sun hits”

    Respuesta
  • el 2 Junio, 2021 a las 9:05 pm
    Enlace permanente

    Me gusto mas la lista de los 80. Creo que los ochenta son mas de hits y los noventa mas de discos; la mayoria de bandas fuertes de entonces llegaron a la cima en los inicios de la decada siguiente: Songs of faith, Achtung Baby, Automatic or the people, Wish…. y las bandas nuevas lo petaron rapido: Dog man star, The holy Bible, Melloncolie, Nowhere, Crooked rain…..

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien