Triángulo de Amor Bizarro (Inverfest, La Riviera) Madrid 11/03/22

Triángulo de Amor Bizarro regresaban a Madrid tras el aplazamiento de su bolo el pasado enero y ponían las cosas en su sitio con un avasallador concierto de los que hace demasiado tiempo no vivíamos. Desconocemos si estamos ante el inicio de tiempos mejores como vaticinaba Isa Cea al comienzo del bolo o si todo esto será un espejismo, lo que es cierto es que durante una hora y media recuperamos esa locura casi primitiva de bailes, sudor y exaltación vital, gracias a uno de los repertorios más incendiarios y acertados para tal fin.

Estos dos años han hecho mella en todos, incluso en una banda que entregó su álbum homónimo pocos días antes de la pandemia, sin poder darle el desarrollo que merecía, pero parece que por fin llega el momento de volver a desplegar sobre los escenarios -y en condiciones- esa inapelable colección de noise/post-punk/shoegaze/indierock/kraut/pop con la que llevan alegrándonos la vida desde hace casi dos décadas.

La desapacible lluvia que caía en la capital no deslució una noche festiva que desde tiempo antes estaba presidida por la proyección de esa locura llamada “No eres tú 666D” dirigida por Toño Chouza; vídeo de 6 horas, 6 minutos y 6 segundos que acompaña a la canción que abrió el concierto. Una hipnótica “No eres tú” que dio paso a un generoso repaso por todas esas facetas que les conocemos, con paradas en su último disco, pero también especialmente en Salve Discordia (2016) y Año Santo (2010). No faltaron las esperadas “Baila sumeria”, “Barca quemada”, “El Fantasma de la transición” o “Estrellas Místicas”, ni los arrebatos de furia de “Gallo Negro se levanta”, “Amigos de género humano”, “O Isa”, “Canción de la fama” o las industriales “Robo tu tiempo” y “Ruptura”.

También hubo espacio para las sorpresas con la llegada de invitados especiales como Joaquín Pascual (Surfin’ Bichos, Mercromina) sumando su guitarra a “El crimen: cómo ocurre y cómo remediarlo”, Soleá Morente aportando su su duende a “ASMR para ti” y Juan Pedrayes y Mario del Valle de Carolina Durante uniéndose al revuelo bestial que provocó “Vigilantes del espejo” en el tramo final. “De la monarquía a la criptocracia” terminó apuntalando un éxtasis colectivo sin espacio para bises, no fueron necesarios. Tuvimos la dosis de Triángulo de Amor Bizarro que necesitábamos.

“La lluvia limpia” decía Isa haciendo referencia a lo que caía en el exterior. Noches como esta también.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien